Ucrania y Rusia firman el acuerdo sobre el tránsito de gas

El ministro de Energía ucraniano, Oleksiy Orzhel (izq), comparece ante la prensa junto al presidente ejecutivo de la compañía estatal Naftogaz, Yuriy Vitrenko, el 21 de diciembre de 2019 en Kiev

Ucrania y Rusia anunciaron este lunes por la noche haber firmado tras arduas negociaciones un contrato sobre el tránsito del gas ruso por Europa a través de Ucrania, lo que disipó el miedo a una nueva crisis en pleno invierno.

"Ucrania ha firmado un contrato de tránsito de cinco años", anunció el presidente Volodimir Zelenski en su página de Facebook. "Europa sabe que no la abandonaremos", añadió.

Esta información fue confirmada por el jefe del gigante de gas ruso Gazprom, Alexéi Miller, citado por los medios rusos.

"Se ha firmado todo un conjunto de documentos", lo que permitirá continuar "el tránsito de gas después del 31 de diciembre", cuando vencía el contrato existente, declaró.

Después de meses de difíciles negociaciones con la participación de la Unión Europea, las dos partes firmaron el 20 de diciembre un protocolo de acuerdo sobre el tránsito.

Pese a este acuerdo de principios, las negociaciones para finalizarlo resultaron ser muy tensas, lo que generó miedo a un fracaso de última hora.

Maros Sefcovic, miembro de la Comisión Europea que ha seguido las negociaciones, celebró en Twitter "todo el duro trabajo y los esfuerzos" que llevaron al acuerdo final, que "asegura flujos de gas continuos hacia Europa a partir del 1 de enero de 2020".

El nuevo contrato establece que Gazprom hará transitar a través de Ucrania al menos 65.000 millones de metros cúbicos el año que viene, y después al menos 40.000 millones por año de 2021 a 2024, precisó Zelenski, quien afirmó que esta actividad aportará a Kiev "más de 7.000 millones de dólares" en total.

El contrato forma parte de un acuerdo más amplio por el cual Gazprom pagó el viernes 2.900 millones de dólares (de multa e intereses) a su homólogo ucraniano, Naftogaz, para poner fin a un largo proceso en los tribunales internacionales.

A cambio Naftogaz retiró todas las demandas contra Gazprom en Ucrania y en Occidente.

El acuerdo entre Moscú y Kiev evita una nueva guerra del gas entre los dos vecinos. Sus disputas anteriores sobre este hidrocarburo afectó al aprovisionamiento europeo en enero de 2006 y en el mismo mes de 2009.

Europa sigue siendo muy dependiente del gas ruso (35% del consumo) pero lo es mucho menos del tránsito ucraniano, que ha disminuido en un 40% durante los últimos 15 años con la construcción de gasoductos que rodean Ucrania.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo en el que los usuarios puedan conectarse para compartir intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos.