Ucrania: Libre, Jersón ahora es bombardeada por Rusia

© RFI/Maurine Mercier

Diez días después de la liberación de Jersón, los habitantes están bajo bombardeos. Tras ocho meses de ocupación, el ejército ruso tuvo que retirarse. Pero está al otro lado del río y parece decidido a vengarse.

Con Maurine Mercier, corresponsal de RFI en Ucrania

A pesar de las bombas, la mayoría de los habitantes de Jersón no quieren ceder a la presión ni al miedo. Tatiana, en la treintena, envuelta en una chaqueta blanca de plumas, se mantiene erguida como en el porche. Tras meses de ocupación, la directora ha vuelto por fin a su escuela y a sus compañeros.

Para Tatiana, nada estropeará el día, ni siquiera los bombardeos cada vez más urgentes. Con cada explosión, el suelo de la guardería tiembla, pero Tatiana sonríe. Ha ganado algo más importante: "La libertad", dice. La ciudad no había sido bombardeada desde la primavera.

"Soy feliz", dice. Explica que cuando los rusos ocuparon su ciudad, querían obligarla a enseñar el plan de estudios ruso. Pero ella se negó a cooperar.

Tuvo que esconderse durante meses: "Los rusos me buscaban por todas partes. Tuve que esconderme en la ciudad y cambiar de lugar a menudo”, relata.

Los disparos hicieron temblar las ventanas del aula. Pero no a Tatiana, que continúa: "Al menos hoy nadie nos presiona. Nadie nos somete”, afirma.

Como muchos residentes, para Tatiana hay un antes y después de la liberación. Cuando los rusos abandonaron Jersón, decidió no volver a tener miedo.


Leer más sobre RFI Español