Ucrania denuncia que Rusia volvió a atacar la acería de Mariúpol tras evacuar a un centenar de civiles

·4 min de lectura
Azovstal steelworks in the industrial city of Mariupol in eastern Ukraine on 1st June 2017. (Photo by Maxym Marusenko/NurPhoto via Getty Images) (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Azovstal steelworks in the industrial city of Mariupol in eastern Ukraine on 1st June 2017. (Photo by Maxym Marusenko/NurPhoto via Getty Images) (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Azovstal steelworks in the industrial city of Mariupol in eastern Ukraine on 1st June 2017. (Photo by Maxym Marusenko/NurPhoto via Getty Images) (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Tras la evacuación de casi un centenar de civiles, el ejército ruso reanudó los “ataques masivos” contra la acería de Azovstal, en la ciudad ucraniana de Mariúpol, donde aún se refugian cientos de personas, entre ellas 20 niños, denunció este lunes un jefe militar.

Así lo anunció en la televisión nacional el comandante de la 12.ª Brigada de la Guardia Nacional, Denys Schleha, informa la agencia local Ukrinform. Según el comandante, cada día el enemigo “presiona más y más” para tomar el control del sitio.

El jefe militar aclaró que, según sus estimaciones, todavía quedan varios cientos de civiles en los búnkeres de Azovstal, incluidos hasta 20 niños.

Además, dijo que también hay unos 500 heridos que esperan puedan salir de la acería, y que se puedan llevar a “nuestros camaradas de armas caídos, que también es un número muy grande”.

El comandante militar aseguró que las fuerzas ucranianas que controlan la planta seguirán realizando sus tareas hasta el final.

“Los muchachos han estado repeliendo (al enemigo) durante 67 días y creo que han hecho todo lo posible y lo imposible, y continúan haciéndolo. Y cumpliremos todas las tareas que se nos presenten y defenderemos nuestra patria”, añadió.

Ucrania logró este domingo con la ayuda de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) evacuar a entre 80 y 100 civiles refugiados en la acería de Azovstal, después de múltiples fracasos y en lo que Kiev ha calificado como la operación más difícil desde que comenzó la guerra hace más de dos meses.

Ese primer grupo de evacuados se dirige al territorio controlado por Ucrania, según Ukrinform.

Por otra parte, cuatro civiles de Lyman murieron el domingo por el bombardeo de Rusia de la región de Donetsk en las últimas 24 horas, mientras que una persona herida de la región de Luhansk murió en Bakhmut, informó el servicio de prensa de la administración militar regional de Donetsk, según la misma agencia local.

Según el mismo informe, actualmente es imposible determinar el número exacto de víctimas en Mariúpol y Volnovakha.

Ataque en Rusia

Las autoridades de Rusia han alertado la noche de este domingo de que se han escuchado dos explosiones en la ciudad rusa de Belgorod, a apenas 40 kilómetros de la frontera con Ucrania.

“Me he despertado con el sonido de dos potentes explosiones hace media hora. Según el centro anticrisis, no hay informes de víctimas o daños. En las redes sociales han aparecido imágenes que muestran destellos en el cielo”, ha detallado el gobernador regional de Bolgorod, Viacheslav Gladkov, tal y como ha recogido la agencia de noticias TASS.

Así, ha agregado en su canal de Telegram que los detalles del incidente se proporcionarían este lunes.

Kupiansk, el nuevo escenario del horror

La Defensoría del Pueblo de Ucrania ha acusado este lunes a las tropas rusas de sacar a la fuerza a los residentes de la ciudad de Kupiansk y de torturar y asesinar a civiles, en la región de Járkov.

“Los ocupantes rusos intimidan y evacuan por la fuerza a los residentes de la ciudad de Kupiansk en la región de Járkov y los asentamientos vecinos. Además, difunden información falsa sobre la supuesta captura de Járkov, Kiev y Zaporiyia. En Berdyansk, según los residentes locales, los ocupantes van a los apartamentos y casas abandonados por los residentes de Berdyansk”, ha señalado la Defensoría del Pueblo, según ha recogido la agencia UNIAN.

“El 29 de abril, se encontró una fosa con los cuerpos de tres hombres en el territorio del distrito de Bucha, a quienes los soldados rusos torturaron y luego asesinaron brutalmente. Las víctimas fueron torturadas durante un largo período de tiempo, las heridas de bala fueron encontrados en sus extremidades. Finalmente, cada uno de los hombres recibió un disparo en la oreja”, esgrime el informe.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente