Ucrania denuncia un nuevo ataque ruso con más de 120 misiles en el país

Varias regiones de Ucrania, entre ellas su capital, han sufrido a primera hora de este jueves ataques rusos con misiles. Son ya varios las ofensivas que han lanzado contra infraestructuras ucranianas.

Las sirenas antiaéreas han estado sonando en todo el país. En Kiev, las autoridades regionales han declarado que se habían activado los sistemas de defensa antiaérea para repeler el ataque con misiles que estaba teniendo lugar.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitchko, ha afirmado que tres personas han resultado heridas, entre ellas una niña de 14 años, y que todas estaban recibiendo tratamiento en el hospital.

"El enemigo está atacando Ucrania en varios frentes, con misiles de crucero disparados desde aviones y barcos", ha publicado la Fuerza Aérea de Ucrania en redes sociales.

Las autoridades ucranianas de varias regiones afirmaron que algunos misiles rusos habían sido derribados, y los funcionarios describieron el ataque como de alcance "masivo", afirmando uno de los principales asesores del presidente Zelenski que se habían lanzado más de 120 misiles rusos contra objetivos en Ucrania.

Además, los alcaldes de la ciudad Jarkov, de la capital Kiev y de la occidental Leópolis han informado de que misiles rusos han impactado en las ciudades y provocado una serie de explosiones.

"Ataque con misiles en Járkov. Varias explosiones en Kiev. Explosiones en Odesa y Leópolis. Varias regiones sin electricidad: cortes preventivos", ha publicado en Twitter Anton Gerashchenko, asesor del ministro del Interior de Ucrania.

Durante la mañana de este jueves, ha sonado la alerta aérea en todas las regiones excepto en las occidentales. Más tarde se ha extendido a toda Ucrania.

"Rusia aterroriza a los civiles"

Las autoridades ucranianas de varias regiones afirmaron que algunos misiles rusos fueron interceptados.

"Nuestra defensa aérea está trabajando duro. Se aconseja a todos en Ucrania que permanezcan en refugios. Rusia aterroriza a los civiles", ha escrito Gerashchenko.

El gobernador de la provincia de Mykolaiv, en el sur de Ucrania, ha confirmado que cinco misiles fueron derribados sobre el Mar Negro. El mando militar ucraniano del Norte sostiene que dos fueron derribados sobre la región de Sumy, situada en la frontera con Rusia, en el noreste del país.

Fragmentos de misiles rusos derribados dañaron dos edificios privados en el distrito de Darnytskyi de Kiev, según la administración municipal. También sufrieron daños una instalación industrial y un parque infantil en los barrios situados al otro lado del río Dniéper, según las autoridades municipales. No se informó inmediatamente de víctimas.

El ataque del jueves es el último de una serie de ataques rusos contra infraestructuras vitales en toda Ucrania. Moscú ha lanzado ataques de este tipo semanalmente desde octubre.

En las regiones de Dnipro, Odesa y Kryvyi Rih, las autoridades han dicho que habían cortado la electricidad para minimizar los daños a las instalaciones de infraestructuras críticas en caso de ser alcanzadas.