Ucrania | Cadáveres de soldados rusos en las calles de Limán

Poco a poco la línea del frente en Ucrania se va desplazando hacia el este. La recuperación el pasado fin de semana de la estratégica ciudad de Limán, en Donetsk, parece haber dado impulso a la contraofensiva ucraniana.

Ahora parece que también han tomado el control de la cercana localidad de Sviatohirsk, donde los combates han dejado un rastro de infraestructuras destruidas.

La retirada de los rusos de Limán fue tan apresurada que dejaron en sus calles los cuerpos de muchos de sus compañeros muertos en combate. La agencia Associated Press constató la presencia de al menos 18 cuerpos de militares.

Limán era clave para los rusos, que utilizaban esta urbe como nudo logístico y de transportes.

Sus habitantes intentan ahora reconstruir sus vidas.

"Estaba de pie en el vestíbulo, a unos cinco metros de distancia, cuando estalló. Salí despedida hacia atrás (por la fuerza de la explosión). Dios mío, ahora no oigo bien", relata Valentina, una vecina de 85 años aún traumatizada por los bombardeos.

Más de 200 000 rusos han sido ya incorporados a filas

Ajeno a los avances de las tropas de Kiev, el Kremlin prosigue con la anexión de las cuatro regiones ucranianas ocupadas, que este martes ha aprobado la cámara alta de la Duma.

Moscú también sigue adelante con la movilización militar parcial. Según el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, más de 200 000 hombres han sido ya incorporados a filas. Un reclutamiento que está impactando negativamente en el ánimo de muchos rusos.

"Ahora la situación ha cambiado -afirma el sociólogo Denis Volkov-. Muchos (rusos) sienten que les puede tocar a ellos o bien ya les ha tocado a ellos o a sus familias. Eso genera miedo y una sensación de incertidumbre. La gente dice que ya no sabe cómo va a planificar su vida, porque desconoce lo que va a pasar".

Los movilizados aún tendrán que recibir instrucción militar antes de llegar al frente y, cuando lo hagan, no está claro hasta qué punto estarán en condiciones de potenciar el impulso bélico de Rusia.