Ucrania acusa a Rusia de robar hasta las bicicletas a su población

Un ucraniano camina con su bicicleta por las destrozadas calles de Siversk, en el este del país, el pasado 11 de noviembre.
Un ucraniano camina con su bicicleta por las destrozadas calles de Siversk, en el este del país, el pasado 11 de noviembre.

Un ucraniano camina con su bicicleta por las destrozadas calles de Siversk, en el este del país, el pasado 11 de noviembre.

Las autoridades ucranianas han asegurado que las fuerzas rusas se están dedicando a toda clase de robos a la población civil de las zonas que controlan de Ucrania, como en Kajovka, donde estarían robando hasta las bicicletas.

“Están robando los coches privados de la población, sus motos e incluso las bicicletas”, ha asegurado el Estado Mayor ucraniano en un nuevo comunicado. Este tipo de comportamientos suelen ser un indicio de un inminente repliegue de las tropas rusas, ha asegurado Kiev.

Cuando los rusos se retiraron hace unas semanas de Izium, en la región de Járkov, se llevaron ya las bicicletas de los civiles porque se habían quedado sin combustible para sus vehículos.

4.700 misiles

Por otra parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha denunciado en un nuevo mensaje publicado en redes sociales que Rusia ha lanzado unos 4.700 misiles contra objetivos ucranianos. “Cientos de nuestros ciudadanos han sido calcinados. Miles de personas han muerto. Cientos de miles han sido deportados a Rusia”, ha afirmado Zelenski durante su intervención ante la reunión de la Organización Internacional de la Francofonía celebrada en Yerba, en Túnez. “Y millones de personas han tenido que salir de Ucrania hacia otros países buscando refugio de la guerra”, ha añadido Zelenski en su mensaje.

Así ha asegurado que solo el pasado martes Rusia lanzó casi un centenar de misiles contra suelo ucraniano. “Un centenar de misiles diferentes contra nuestras ciudades, edificios residenciales, empresas, centrales eléctricas”, ha señalado. El resultado es que unos 20 millones de personas se han quedado sin electricidad.

Zelenski ha apelado a la ayuda de los países de la francofonía. “Ucrania realmente quiere la paz, pero para restablecer la paz necesitamos apoyo”, ha argumentado. El mandatario ha aseverado que la paz es posible, “pero es posible si todo el mundo comprende que nadie se merece ni un solo día de terror”, ha remachado.

En la misma intervención, Zelenski ha remarcado la propuesta de paz de Ucrania, al tiempo que se ha enfrentado a Rusia por su “retórica vacía”. “Diré de inmediato que la fórmula de paz de Ucrania se percibe extremadamente positiva en el mundo. Es bastante constructivo y realista, en contraste con la retórica rusa vacía y mendaz sobre su disposición para algún tipo de negociaciones”, ha expresado. Zelenski ha asegurado que su Ejecutivo hará “todo lo posible para que el mundo acepte la fórmula de paz de Ucrania”, ante la insistencia de países como EEUU y Francia para que deje esta puerta abierta, que ya se ha concretado en unas nuevas líneas rojas.

También este domingo se ha sabido que 432 niños han muerto asesinados a manos de Rusia desde que comenzó la guerra el pasado mes de febrero. El fiscal general de Ucrania ha sido quien ha hecho públicos estos datos durante la celebración de la asamblea de la OTAN, que se celebra este fin de semana en Madrid. Las cifras no son definitivas ya que, de momento, se desconoce el número total de menores que han fallecido a consecuencia de la violencia ejercida por el ejército ruso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR