Twitter vs. Musk: cronología de una disputa anunciada

Elon Musk irá a juicio en octubre. Un juez de Delaware fijó esta fecha para decidir el futuro de la compra de Twitter. La compañía quiere obligar al multimillonario a que concrete el acuerdo de adquisición por 44.000 millones de dólares al que habían llegado. Esto luego de que Musk se arrepintiera argumentando que la red social no ofrecía información adecuada sobre la cantidad de cuentas falsas en su plataforma.

Lo que empezó como una especie de juego, se convirtió en un asunto que se resolverá en los tribunales.

En 2017, Elon Musk bromeó al preguntar cuánto costaba Twitter.

En abril de este año, después de tanto insistir, la compañía aceptó finalmente la oferta de compra del magnate por un valor de 44 mil millones de dólares.

Y desde entonces generó una serie de debates sobre cuál sería el futuro de la plataforma en manos de alguien como Musk, quien se ha opuesto a la moderación de contenido contra publicaciones que promueven el odio y la desinformación, insinuando que esto atenta contra la libertad de expresión.

Para entonces, el multimillonario había anunciado una serie de reformas que ahora nunca podrían implementarse.

Pero luego, Musk empezó a sembrar dudas sobre si su intención de comprar Twitter era genuina. A mediados de mayo, el dueño de Tesla anunció que suspendía temporalmente el acuerdo de compra hasta que la empresa le entregara datos que demostraran que el número de cuentas falsas en la plataforma, las llamadas bots de spam, era realmente bajo en comparación con el número de usuarios activos.

Los analistas comenzaron a especular que el argumento de Musk era solo una excusa para retirarse del trato. O que incluso estaba intentando renegociar el acuerdo por un precio inferior, ya que el hombre más rico del mundo se había comprometido a pagar 54,20 dólares por acción de Twitter, antes de que las acciones de las tecnológicas fueran en caída.

Finalmente, a principios de julio, el multimillonario tomó la decisión y se echó para atrás argumentando que Twitter se ha negado a proporcionar la información requerida.

Twitter emprendió medidas legales para obligarlo a cumplir con el acuerdo y pidió un juicio para septiembre, mientras que el equipo de Musk presionaba para que fuera a principios del próximo año debido a la complejidad del caso.

¿Qué pasará ahora con Twitter y Musk?

Finalmente un juez de Delaware fijó la cita para octubre. En principio está programada para que dure cinco días durante los cuales se decidirá quién es responsable de la falla del acuerdo.

Matt O'Brien, de la agencia estadounidense Associated Press, explica que lo más probable es que Elon Musk tenga que pagar los 1.000 millones de dólares de multa por incumplir el trato.

"El otro extremo es que el juez podría potencialmente obligar a Elon Musk a seguir adelante con el trato completo de 44.000 millones de dólares, que es lo que Twitter dice que quiere, pero hay muchas posibilidades en el medio. Twitter puede argumentar que ha habido algunos daños debido a lo que sucedió, y ellos podrían buscar una cantidad mayor, que es más alta que solo la tarifa de ruptura de los 1.000 millones. O podrían terminar llegando a un acuerdo y tal vez decidan que no quieren seguir adelante con todo el juicio", agrega O'Brien.

Pero, ¿qué sucedería entonces sí, por el contrario, la Justicia le da la razón a Elon Musk y encuentra que los números proporcionados por Twitter respecto a las cuentas falsas no son verídicos? Dan Ives, analista de acciones de la firma de inversión privada Wedbush Securities advierte sobre las consecuencias para la plataforma.

"El problema es que si esto finalmente comienza a caer en cascada y el problema de los bots de Twitter resulta ser mucho más grande y sale a la luz en los tribunales, creo que eso realmente pone en tela de juicio muchas cuestiones sobre el modelo de negocio, la monetización y otros. Y es por eso que desde la perspectiva de la junta de Twitter, están entre la espada y la pared. Y lo último que querían era un proceso judicial con la persona más rica del mundo", menciona Ives.

Los expertos hacen énfasis en el impacto que toda esta fallida transacción ha generado en Twitter. La empresa subrayaba que cada día que pasa, sus intereses se ven dañados por la maniobra de Musk.

En un artículo publicado en el periódico 'The New York Times' se culpa al multimillonario de dejar a Twitter peor de lo que estaba cuando dijo que la compraría. Y que, "con cada tuit punzante y burla pública, Musk ha erosionado la confianza en la empresa de redes sociales, golpeado la moral de los empleados, asustado a los anunciantes potenciales, enfatizado sus dificultades financieras y difundido información errónea sobre cómo opera Twitter".

Sea cual sea el resultado del juicio en octubre, hay quienes también prevén que ninguna de las partes saldrá ilesa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente