La joven presuntamente decapitada y mutilada por la represión Siria está viva, según la TV oficial

BEIRUT (AP) — La televisión estatal de Siria retrasmitió el miércoles una entrevista con una mujer siria que según las informaciones ampliamente difundidas había sido decapitada y mutilada por agentes de seguridad mientras estaba detenida el mes pasado.

La cadena dijo abiertamente que la entrevista tenía la intención de desacreditar "las mentiras de los medios de comunicación extranjeros".

Grupos de los derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional, y activistas sirios informaron el mes pasado que el cuerpo de Zainab al-Hosni, de 18 años, fue hallado mutilado después de su detención en su ciudad natal de Homs.

La joven se volvió rápidamente un símbolo de la sublevación popular iniciada hace seis meses contra el presidente autoritario Bashar Assad. Muchos manifestantes la aclamaron como la "flor de Siria".

El mes pasado, Amnistía Internacional dijo que la adolescente había sido detenida por agentes de seguridad para presionar a su hermano activista a entregarse a las autoridades.

Los defensores de derechos humanos dijeron que había sido la primera mujer muerta en una prisión siria desde que comenzó la rebelión contra Assad a mediados de marzo.

La televisión siria, sin embargo, asegura que la mujer entrevistada el miércoles es al-Hosni.

La joven vestida de negro se identificó como Zainab al-Hosni y contó que se había fugado de su casa a fines de julio porque sus hermanos abusaban de ella.

Dijo que su familia no sabía que estaba viva y le pidió a su madre que la perdonara.

"Estoy viva y he preferido decir la verdad porque más adelante quiero casarme y tener hijos, que quiero que lleven mi apellido", dijo.

La mujer dijo en la entrevista que decidió hablar en público después de escuchar en la televisión de que había sido arrestada y decapitada.

PUBLICIDAD