Turquía ordena 1.112 arrestos por vínculos con el clérigo Gulen

Por Daren Butler
En la imagen de archivo, el pastor americano afincado en Turquía, Fethullah Gulen, en su casa en Saylorsburg, Pennsylvania, EEUU, 10 de julio de 2017. REUTERS/Charles Mostoller

Por Daren Butler

ESTAMBUL (Reuters) - Turquía lanzó el martes una de sus operaciones más grandes contra presuntos simpatizantes del clérigo musulmán con base en Estados Unidos acusado de liderar un intento de golpe de Estado en 2016, ordenando el arresto de 1.112 personas, según informaron medios estatales.

La operación, relacionada con supuestos fraudes en exámenes policiales, pone de relieve que las autoridades no aflojan la mano dura aplicada desde hace dos años y medio, después de que soldados rebeldes usaran aviones de combate, helicópteros y tanques en un intento por tomar el poder.

Más de 250 personas murieron en el fallido golpe, en el que ha negado su participación el predicador Fethullah Gulen, un antiguo aliado del presidente Tayyip Erdogan. Gulen ha vivido en el exilio autoimpuesto en Pensilvania desde 1999.

La operación del martes está relacionada con un examen de las fuerzas policiales en 2010 para candidatos a convertirse en inspectores adjuntos, ante las denuncias de que algunos de los participantes habían recibido las preguntas por adelantado, informó la agencia estatal de noticias Anadolu.

Hasta el momento, 124 sospechosos han sido detenidos en una operación iniciada por la oficina del fiscal general de Ankara que se extiende a lo largo de 76 provincias, dijo Anadolu.

El ministro de Interior, Suleyman Soylu, dijo el domingo que se avecinaba una "gran operación" contra los partidarios de Gulen. "Los demonios no van a perpetrar engaños como los que han hecho", dijo. "Acabaremos con ellos".

El Gobierno dice que la red del clérigo se infiltró durante décadas en las instituciones estatales, incluidas las fuerzas de seguridad, el poder judicial y los ministerios, con la ayuda frecuente de exámenes fraudulentos, para crear un "Estado paralelo".


(traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)