Turquía: la lira intenta recuperarse mientras colapsan las gasolineras

Mientras el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, insiste en reducir las tasas de interés del país, en las calles crece el temor por el aumento de precios y los acaparadores provocan el cierre de algunas tiendas de aparatos electrónicos.

Ir contra la corriente. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, provocó el caos económico en su país tras declarar "enemigos" a los tipos de interés e invocar a una "guerra de independencia económica" que ha provocado la peor caída de la lira, su moneda oficial.

Este miércoles, la divisa, que ha perdido hasta un 45% de su valor este año, recuperó hasta un 7% mientras la volatilidad y el aumento de precios siguen preocupando a los consumidores e inversores.

Los banqueros dijeron que la liquidez se había agotado, y que la caída hasta el mínimo histórico del martes se debe a compras de dólares por pánico. La inflación ronda el 20% y muchos residentes temen que la subida de precios se acelere, por lo que muchos abarrotaron las estaciones de gasolina este miércoles.

"Esto es la ridiculez de Turquía. Necesito comprar gasolina. Necesito salir a la carretera, pero mira esta situación. Este es el estado al que han llevado a la gente. Esto es una ridiculez absoluta, nada más", aseguró Ibrahim Ozturk, un residente molesto.

Otros se manifestaron en algunos puntos del país quemando dólares simbólicamente y rechazando las medidas económicas del Gobierno. La oposición acusa a Erdogan de arrastrar al país hacia el desastre.

El Banco Central aseguró ayer que sólo intervendría cuando haya condiciones de "excesiva volatilidad". Fuentes bancarias dijeron a la agencia de noticias Reuters que funcionarios del Banco Central, el organismo de control bancario BDDK de Turquía, se reunirían este jueves con la junta de la asociación bancaria de Turquía.

"Con el tipo de cambio actual, la inflación oficial podría superar el 30% en los próximos meses. Con el tipo de depósito actual, esto significa un tipo de interés real del -15%", escribió en Twitter Hakan Kara, ex economista jefe del Banco Central, y agregó que "si no se toman medidas urgentemente, el sistema financiero no podrá hacer frente a esto".

El Banco Central recortó los tipos de interés en total de 400 puntos básicos desde septiembre, dejando los rendimientos profundamente negativos, mientras el resto de bancos centrales del mundo han hecho lo contrario para frenar la tendencia inflacionaria mundial.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente