Turquía y Egipto reanudan sus contactos diplomáticos, según Ankara

Burcin GERCEK
·2 min de lectura
Mevlut Cavusoglu, ministro de Exteriores turco, habla durante una rueda de prensa el 11 de marzo de 2021 en Doha, la capital catarí

Turquía y Egipto reanudaron los "contactos diplomáticos" por primera vez desde que rompieron relaciones en 2013, tras la destitución del presidente egipcio Mohamed Mursi, declaró el viernes el jefe de la diplomacia turca.

"Tenemos contactos con Egipto a nivel de servicios de inteligencia y del ministerio de Relaciones Exteriores. Ya se han iniciado los contactos a nivel diplomático", dijo Mevlüt Cavusoglu en declaraciones a la agencia estatal turca Anadolu.

Estas declaraciones tienen lugar tras una ofensiva de acercamiento de Turquía con el objetivo de reparar sus relaciones con Egipto y romper su aislamiento en el Mediterráneo oriental, donde Ankara se siente excluida del reparto de inmensos recursos gasíferos.

Las relaciones entre Ankara y El Cairo son muy tensas desde el derrocamiento en 2013 del primer presidente egipcio elegido democráticamente, Mohamed Mursi, miembro de los Hermanos Musulmanes y apoyado por Turquía.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, calificó en repetidas ocasiones al actual líder egipcio, Abdel Fatah Al Sisi, de "golpista", pero en los últimos meses suavizó sus críticas.

Según el ministro turco, la reanudación de las relaciones se está haciendo "poco a poco" y siguiendo una "hoja de ruta".

"No hubo condiciones previas por parte de los egipcios. Nosotros tampoco hicimos ninguna. Pero cuando las relaciones han estado interrumpidas durante años, no es fácil actuar como si no hubiera pasado nada", subrayó.

- Romper el aislamiento -

Ankara multiplicó en las últimas semanas las declaraciones conciliadoras hacia El Cairo.

A principios de marzo, el jefe de la diplomacia turca dijo estar "dispuesto" a negociar un acuerdo de delimitación marítima con Egipto en el Mediterráneo oriental, rico en hidrocarburos.

Chipre, Grecia, Egipto, Israel, Jordania, Italia y los Territorios Palestinos crearon en 2019 el "Foro del gas en el Mediterráneo oriental", sin incluir a Turquía.

Ante esta iniciativa, Ankara multiplicó desde el año pasado las misiones de exploración de recursos gasíferos unilaterales, provocando la ira de sus vecinos.

En agosto pasado, Egipto y Grecia firmaron un acuerdo que delimita sus fronteras marítimas, en momentos en que Ankara y Atenas vivían un periodo de gran tensión por el tema de los hidrocarburos en aguas del Mediterráneo.

Además de Egipto, Turquía se esfuerza en mejorar sus relaciones con otros países de la cuenca mediterránea, como Grecia e Israel, así como con las poderosas monarquías del Golfo, con Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos en primer lugar.

"No hay razón para que nuestras relaciones con Arabia Saudita no mejoren", declaró en ese sentido Cavusoglu este viernes.

Las relaciones entre Ankara y esos dos países se han visto muy afectadas estos últimos años por el apoyo de Turquía a Catar, rival de ambos, y por el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul en 2018.

gkg-bg/pc/mar/es