Turquía detiene a la principal sospechosa del ataque en Estambul y culpa a militantes kurdos

RUETERS - KEMAL ASLAN

El Gobierno turco señaló este lunes 14 de noviembre a militantes kurdos como supuestos responsables de la explosión en Estambul, que deja al menos seis muertos y 81 heridos. Ankara asegura que detuvo a una mujer siria sospechosa de instalar el explosivo, a la que acusa de haber sido entrenada por las Unidades de Protección Popular (YPG), una milicia kurdosiria. Sin embargo, el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) negó cualquier vínculo con el atentado.

Un atentado que quebró la tregua de cinco años sin terrorismo en Turquía. El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan apunta a grupos kurdos como los responsables, pero estos se desvinculan de lo ocurrido.

Los señalamientos se produjeron luego de que este lunes 14 de noviembre la Policía turca informara que detuvo a 47 personas sospechosas de participar en el ataque con bomba, que un día antes dejó al menos seis personas muertas en el centro de Estambul.

Entre los capturados se encuentra una mujer siria, señalada como la presunta responsable de instalar el artefacto explosivo en la popular avenida Istiklal, llena de tiendas y restaurantes que conduce a la plaza Taksim.

Según Ankara, en medio de un interrogatorio, la mujer, identificada como Ahlam al Bashir, confesó que "fue entrenada como agente especial de inteligencia por la organización terrorista PKK/PYD/YPG".

La Dirección de Seguridad de Estambul se refirió así al Partido de la Unión Democrática (PYD) de Siria y a su brazo armado, las milicias kurdosirias Unidades de Protección Popular (YPG), al considerar a ambos estrechamente vinculados al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán, la guerrilla kurda en Turquía, considerado grupo terrorista.

Con Reuters, AP y EFE


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Turquía: ataque con bomba en céntrica calle de Estambul deja al menos 6 fallecidos
Irak acusa a Turquía de la agresión al Kurdistán y amenaza con tomar represalias
En el norte de Siria, los kurdos una vez más en la mira de Erdogan