Turquía captura a 11 implicados que intentaron apresar a Erdogan

Las fuerzas especiales turcas capturaron a 11 fugitivos que estuvieron implicados en un intento de apresar al presidente Tayip Erdogan durante un fallido golpe de estado el pasado mes, dijo el lunes la agencia estatal Anadolu. En la imagen de archivo, tanques turcos tomado posiciones en una zona fronteriza del sureste del país, el 11 de octubre de 2014. REUTERS/Umit Bektas

ESTAMBUL (Reuters) - Las fuerzas especiales turcas capturaron a 11 fugitivos que estuvieron implicados en un intento de apresar al presidente Tayip Erdogan durante un fallido golpe de estado el pasado mes, dijo el lunes la agencia estatal Anadolu.

Los 11 soldados formaban parte de un grupo que lanzó un ataque contra un hotel donde Erdogan estaba de vacaciones en la noche del 15 de julio en Marmaris, zona turística del suroeste del país. El presidente, avisado de que estaba en peligro, había abandonado el hotel en el momento en el que llegaron.

Su captura se produce después de que Turquía despidiese a casi 1.400 miembros de sus fuerzas armadas y llenase un consejo militar con ministros del Gobierno, en movimientos para endurecer el control de los militares tras el golpe.

Anadolu dijo que los fugitivos fueron capturados en el distrito de Ula, en la provincia de Mugla, después de que las fuerzas especiales, apoyadas por helicópteros y drones, fueran enviadas a la zona tras un aviso local.

Hubo un tiroteo cuando las fuerzas especiales interceptaron a los fugitivos, aunque no se registró ninguna víctima mortal.

Decenas de manifestantes se reunieron y abucheaban fuera de el puesto de la gendarmeria donde los soldados fueron retenidos inicialmente antes de ser llevados a una comisaría de la zona.

Un total de 37 soldados estuvieron supuestamente implicados en la operación para apresar a Erdogan en Marmaris, de los cuales 25 ya habían sido capturados, dijo Anadolu.

El alcance de la represión de Erdogan desde el intento de golpe - más de 60.000 personas en los ámbitos militar, jurídico y funcionarial han sido detenidos, suspendidos o investigados - ha puesto nerviosos a los aliados turcos de la OTAN, alimentando la tensión entre Ankara y Occidente.

Turquía acusa al clérigo islámico Fethullah Gulen de haber orquestado el fracasado golpe. Gulen, que vive en un autoimpuesto exilio en Estados Unidos, ha rechazado las acusaciones y condenó el golpe.