Al menos 29 muertos en el ataque turco contra Siria una semana después del atentado de Estambul

Una serie de bombardeos de la aviación de Turquía contra varios puntos en el norte de Siria este sábado causaron la muerte de 29 personas, once de ellos civiles, informaron este domingo las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos.

Poco antes de la pasada medianoche, Turquía bombardeó varias áreas en las provincias sirias de Alepo, Al Raqa y Al Hasaka, incluidas posiciones de las tropas de Damasco.

Uno de los objetivos fue la fronteriza ciudad estratégica de Kobane, en Alepo, un importante bastión de las fuerzas kurdosirias, a las que Ankara ha señalado por el atentado que hace una semana causó seis muertos y 81 heridos en Estambul. Sin embargo, los grupos militantes kurdos han negado su participación.

El norte de Irak también fue supuestamente atacado.

Las autoridades turcas atribuyeron el atentado al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán, o PKK, así como a grupos kurdos sirios afiliados a él. Sin embargo, los grupos militantes kurdos han negado su participación.

El portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias, Farhad Shami, añadió en un tuit que dos aldeas muy pobladas por desplazados estaban siendo bombardeadas por Turquía. Dijo que los ataques habían provocado "muertos y heridos".