Turquía anuncia ante la ONU que ratificará el Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático

·4 min de lectura

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, comunicó el martes en las Naciones Unidas que el Acuerdo Climático de París será presentado el próximo mes al Parlamento turco para su aprobación. La ratificación del Acuerdo por los legisladores convertiría a Turquía en el último país del G20 en legalizarlo.

"En consonancia con los pasos constructivos que hay que dar y como parte de nuestra declaración de contribución nacional, tenemos previsto presentar el Acuerdo Climático de París a nuestro Parlamento para su aprobación el próximo mes", así fue la declaración del mandatario turco este martes ante la ONU, para informar al mundo de su decisión de finalmente validar el pacto.

Erdogan señaló además que Turquía pretende completar el proceso de aprobación antes de la COP 26; la próxima conferencia climática que se celebrará en Escocia del 31 de octubre al 12 de noviembre.

Durante su discurso, el mandatario recordó que su país había firmado el Acuerdo de París pero que decidió no ratificarlo hasta el momento "por las desigualdades en el reparto de las obligaciones y la distribución de la carga".

Turquía firmó el Acuerdo de París en abril de 2016, pero ha considerado que los esfuerzos para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la mitigación del calentamiento global deben ser diferenciados entre los países industrializados, categoría a la que pertenece.

Los peores incendios forestales de la historia reciente de Turquía

Erdogan ha contrastado los pasos de su país con los de naciones más grandes, exhortando en varias ocasiones a "quien haya hecho más daño" a contribuir más en la lucha contra el cambio climático, pero el presidente ha recibido fuertes críticas en Turquía por su propia gestión de la crisis climática.

El líder del principal partido de la oposición lo acusó de ignorar las advertencias sobre el calentamiento global después de que mortales incendios forestales asolaran el sur del país este verano.

Al igual que otros países de la cuenca mediterránea, Turquía se vio gravemente afectada este verano por incendios forestales, agravados por una persistente sequía, que provocaron la muerte de ocho personas y devastaron decenas de miles de hectáreas de bosque en el suroeste del país. Tras los incendios, el país hizo frente a fuertes inundaciones, que se cobraron la vida de al menos 77 personas en el norte de su territorio.

El temor a nuevas crisis de refugiados

Ante la perspectiva de "cientos de millones" de refugiados por el cambio climático en las próximas décadas, el presidente de Turquía afirmó también este martes que el mundo debe encontrar una forma de atender a los refugiados que ya existen y que huyen de los conflictos.

Erdogan advirtió que su país, que según datos de la Organización Internacional de las Migraciones acoge a cerca de cuatro millones de sirios, no puede recibir más refugiados. Y reiteró su llamado sobre el éxodo afgano, afirmando ante sus homólogos que era hora de que todas las partes interesadas compartieran la responsabilidad.

"Como país que salvó la dignidad humana en la crisis siria, ya no tenemos el potencial ni la tolerancia para absorber nuevos flujos de migración", dijo Erdogan.

El Acuerdo de París, un pacto que sigue solucionar la crisis climática

El Acuerdo de París fue firmado en 2015 durante la COP21 y establece un marco global para mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados celsius e insta a los países a no sobrepasar, de poder ser, los 1,5 grados para finales de siglo.

Hasta el momento, y desde el inicio de la era industrial, el planeta se ha calentado en 1 grado celsius, lo que ya está causando fuertes fenómenos climáticos, como incendios cada vez más arrasadores, sequías, inundaciones, potentes huracanes u olas de calor con temperaturas cada vez más elevadas.

Sin embargo, más de cinco años después de su firma, los Estados que se adhirieron al Acuerdo no han implementado medidas que realmente frenen la emergencia climática y desde su entrada en vigor su aplicación ha sido más tumultuosa de lo esperado.

"El mundo está en una trayectoria catastrófica hacia los 2,7°C", advirtió recientemente el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, subrayando que "si no cambiamos nuestra trayectoria colectivamente, hay un gran riesgo de que la COP 26 fracase".

Con Reuters y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente