El turismo termal, una opción que quiere reflotar con salud

·3 min de lectura

Granada, 15 jul (EFE).- El turismo termal paralizado durante la pandemia de la covid vuelve a emanar con la apertura de balnearios y villas termales como el de Alhama de Granada, que recupera la actividad como reclamo turístico, fuente de salud de una clientela renovada y aún pendiente de que la Junta de Andalucía active los programas sociales.

Los balnearios son fuente de salud pero una pandemia cerró el grifo de este sector económico que se ha readaptado para captar a nuevos clientes y resurgir como la cura económica y laboral de los pueblos que viven de las características medicinales de sus aguas.

Como agua de mayo pero en julio. Así ha sido la reapertura del Balneario Alhama de Granada, uno de los cinco de la provincia granadina que exprimen los beneficios de sus aguas medicinales, esas propiedades curativas descubiertas hace siglos pero a las que suman técnicas novedosas e instalaciones modernas.

"Somos el primero que reabre en la provincia, y lo hacemos con mucha incertidumbre pero también con todo el empeño", ha explicado a Efe Javier Castañeda, el responsable de marketing del Balneario Alhama de Granada, uno de los 60 establecimientos que forman parte de la Asociación Nacional de Balnearios (Anbal), creada hace un siglo para potenciar un sector que busca su cura.

El Balneario de Alhama pretende reflotar de momento sin el programa de termalismo social del Imserso, un plan para mayores que en meses concretos del año aporta el cien por cien de la clientela.

"Hay que demostrar que el termalismo y los balnearios no son espacios para mayores, quitar esa idea de que la gente joven no es nuestro público porque sí lo es", ha añadido Castañeda, que simplifica la idea explicando que sentirse bien no tiene edad.

Este espacio ofrece aguas sulfatadas, cloruradas, cálcicas y magnésicas que mejoran problemas de circulación, inflamación, reumáticos o digestivos, pero que también dan hidratación al rostro, eliminan estrés, ayudan a la recuperación después de una actividad deportiva o "ponen guapo", que todo cuenta.

"Hemos tomado muchas medidas para garantizar la seguridad sanitaria y la reapertura se hace con el aforo reducido al 75 % y el beneficio para la clientela de contar con más espacio", ha añadido el responsable de este enclave termal.

El día del reestreno el Balneario Alhama de Granada estuvo lleno y mantiene una ocupación media entre semana de hasta el 60 %, aunque teme el impacto de una quinta ola y las primeras cancelaciones.

El sector combate esa incertidumbre con el empeño de modernizar la costumbre de "tomar las aguas" en balnearios, esa práctica que se rejuvenece con tratamientos con algas, leche o vino para conquistar a un mayor abanico de usuarios.

La oferta de este turismo de salud, que mima los cuerpos y contribuye a fortalecer huesos y economía, exprime las opciones de manantiales de origen árabe con ofertas especiales.

Alhama ha apostado por convertir las limitaciones en fortaleza y permite, por ejemplo, disfrutar del Baño de la Reina, construido para Isabel la Católica, solo en pareja o grupo de convivientes.

"También hemos lanzado programas más económicos y ofertas, hemos renovado la carta gastronómica con platos locales y tenemos una piscina con un ambiente ideal", ha añadido el responsable de este espacio que aún no ofrece terapias respiratorias ni de inhalaciones.

De este manantial viven más sesenta familias, responsables de mantener un complejo caracterizado por el trato familiar y que ha logrado que, en su vuelta, el 80 % de la clientela sea nueva.

Entre las características de este balneario destaca que el agua emana a 48 grados, lo que hace que no sea necesario enfriarla, por lo que mantiene las características beneficiosas para terapias para reuma, degeneración ósea, artritis, artrosis o rehabilitación.

Ofrece tratamientos manuales, con burbujas, jacuzzi, terma romana, fangoterapia con placas calientes y opciones estéticas, desde una limpieza de cutis a un paquete contra piernas cansadas, y su piscina termal está enclavada en la naturaleza y con agua directa del nacimiento.

María Ruiz

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente