Tu banco puede hacerte pagar hasta 240 euros en comisiones por tu cuenta

Caixabank sube la comisión de mantenimiento hasta 250€

Aquel que no haya recibido una notificación de su banco informándole sobre la subida de las comisiones de sus cuentas está de suerte. Más de una decena de entidades bancarias, entre ellas, el Santander, el Sabadell, Bankia o BBVA, ha aumentado el precio de sus productos más básicos o ha endurecido sus condiciones.

CaixaBank, el que faltaba

El último banco en sumarse a las entidades que han modificado las condiciones a los clientes no vinculados ha sido CaixaBank. El próximo 1 de abril, aquellos que no tengan una nómina superior a 600 euros o una pensión de al menos 300 euros o no tengan más de 20.000 euros en productos de inversión pagarán trimestralmente un coste de 60 euros por la cuenta, un total de 240 euros anuales, lo que lo convierte en el banco que cobra una comisión de mantenimiento más elevada. 

Para que el coste sea cero, además de lo anterior, se requiere pagar tres recibos al trimestre, o bien realizar tres movimientos con la tarjeta de crédito asociada, también al trimestre. Si no se cumple con ninguno de estos dos requisitos adicionales, el coste será de 15 euros trimestrales (60 euros anuales).

Artículos relacionados:

Ante este panorama, tenemos tres alternativas: someternos y cumplir las condiciones, pagar las comisiones o decir adiós a nuestra cuenta. Dependiendo del cliente y de su vinculación con la entidad, es posible que la primera opción vaya a ser la más conveniente. Aunque, si no dispone de ingresos o ahorros en productos de CaixaBank, la opción que le va a ahorrar más costes será la de trasladar la cuenta a otra entidad que cuente con unos requisitos más asequibles a cambio de la gratuidad de este servicio.

Cumplir requisitos

Seamos de la entidad que seamos, si decidimos quedarnos, deberemos aceptar las nuevas condiciones si no queremos pagar costes.

Muchos clientes pagan la hipoteca o préstamos en la cuenta, tienen sus recibos domiciliados o cobran sus ingresos mensualmente en el banco. Para estos clientes, moverse a otra entidad, puede suponer un dolor de cabeza. En caso de que nuestro banco haya estipulado unas nuevas condiciones que podemos asumir, quedarnos en nuestra entidad de toda la vida puede ser una buena opción.

Buscar un nuevo banco

Cambiar de banco es la opción más acertada si no queremos asumir ciertas condiciones (algunos bancos obligan a contratar seguros, fondos de inversión, planes de pensiones, etc.). Trasladarnos a bancos como BBVA, Bankia, Openbank o Banco Mediolanum nos va a ahorrar costes por la operativa básica o por las tarjetas de débito asociadas sin pedirnos demasiado. 

Por ejemplo, los dos primeros nos van a eliminar las comisiones siempre y cuando nunca hayamos sido antes clientes del banco. Tanto la Cuenta Online Sin Comisiones de BBVA como la Cuenta On de Bankia son cuentas exclusivas para nuevos clientes. Por su parte, Openbank, el banco online del Santander, ofrece la Cuenta Corriente Open, una opción sin comisiones para todos los clientes, tanto para existentes como para nuevos. Lo mismo ocurre con la Cuenta Única de Banco Mediolanum, una alternativa que nos ofrece operativa básica y tarjetas gratis solo por domiciliar ingresos superiores a 700 euros.

Pagar la comisión

Pagar los costes por no cumplir condiciones es la peor opción para nuestra economía, puesto que el coste que podemos llegar a pagar en concepto de gastos puede alcanzar los 240 euros anuales. Aunque esta opción parezca descartable, es, lamentablemente, la que va a sufrir un gran número de clientes bancarios afectados por el cambio de condiciones. Probablemente por desconocimiento de la existencia de opciones gratuitas o del detalle de las condiciones.