¿Truss o Sunak?: concluye en Reino Unido la votación para elegir al nuevo primer ministro

·5 min de lectura
© Hannah McKay / Reuters

El proceso de votación del Partido Conservador para elegir al sucesor del actual primer ministro británico, Boris Johnson, concluyó este viernes 2 de septiembre. La disputa está entre la ministra de Asuntos Exteriores, Liz Truss, y el extitular de la cartera de Economía, Rishi Sunak. El resultado se dará a conocer el próximo lunes 5 de septiembre.

Una votación que llega tras meses de escándalos e incertidumbre.

La última palabra sobre quién será el nuevo primer ministro del Reino Unido fue dada este viernes 2 de septiembre, tres meses después de la polémica renuncia de Boris Johnson.

A las 4:00 de la tarde, hora local, cerró la última votación para definir su sucesor, una pugna entre la secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss, y el extitular de la cartera de Economía, Rishi Sunak.

Según la legislación del país, cuando se presenta una dimisión del premier, solo su propio partido político lleva a cabo un nuevo proceso de sufragio para sustituirlo como líder del movimiento y como jefe del Gobierno.

Alrededor de 160.000 ‘tories’ estaban habilitados para hacer llegar su voto a través de correo o de forma electrónica.

No obstante, el resultado será informado a la opinión pública hasta el próximo lunes 5 de septiembre. El martes, Johnson y su sustituta o sustituto se presentarán ante la jefa de Estado, la reina Isabel II, para cumplir con la audiencia de rigor.

El Palacio de Buckingham informó esta semana que el acto se llevará a cabo en el castillo de Balmoral, en Escocia, y no en Londres, como estaba planeado inicialmente, debido a continuos problemas de movilidad que experimenta la reina, de 96 años.

Será la primera vez en 70 años que la soberana reciba al nuevo primer ministro en suelo escocés y no en la residencia oficial de la familia real, en la capital británica.

Está previsto que el miércoles 7, tras asumir el poder formalmente ante la monarca, el nuevo líder dará a conocer su equipo de ministros en Downing Street.

Entre “la nueva dama de hierro” y “el gran enemigo” de Johnson

Liz Truss aparece como la favorita para liderar el Gobierno, según reportes de la prensa local. Las encuestas de opinión la sitúan muy por delante de su competidor, el exministro de Finanzas.

Con repetidos guiños a la exprimera ministra Margaret Tatcher y una fórmula para afrontar la crisis de la inflación enfocada en bajos impuestos y medidas económicas liberales, Truss ha obtenido desde la prensa británica el título de 'Dama de Hierro'.

Se trata del calificativo que en su momento fue dado por los medios soviéticos a Tatcher, recordada por su fuerte carácter y su férrea oposición al comunismo, así como por su rol en la Guerra de las Malvinas, con Argentina, conflicto decisivo en su carrera política.

Pero en el caso de Truss, los expertos resaltan su dura retórica contra Rusia y China. También sus recientes choques frontales con la Unión Europea, lo que amenazaría con una guerra comercial.

De hecho, Truss es la impulsora de la ley que permitirá a Londres incumplir el acuerdo del Brexit. Pese a que defendió la permanencia del Reino Unido en el bloque de 27 países durante la campaña de 2016, se mostró luego como una firme defensora de las “oportunidades” que tendría su país tras el divorcio de Bruselas.

¿Cambio de idea o estrategia política? Cuestionada sobre su cambio de postura, ha asegurado que estaba equivocada porque sus temores de descalabro económico ante una separación no se han cumplido.

No obstante, la nueva posición de Truss la ha hecho acreedora del respaldo del ala más euroescéptica de los ‘tories’, que acaparó el poder tras la llegada de Johnson como líder del Gobierno.

Entretanto, Sunak es catalogado por los medios del país como un “gran enemigo” del primer ministro saliente.

El político de 42 años renunció como ministro de Economía el pasado julio, en forma de protesta por el escándalo de ética conocido como ‘Partygate’, las fiestas en Downing Street del premier y otros empleados mientras la nación atravesaba por un duro cierre debido a la pandemia del Covid-19.

En su carta de renuncia, Sunak subrayó que los estándares de buena conducta "importan" y se distanció de la falta de "seriedad y competencia" del todavía -hasta el 6 de septiembre- primer ministro Boris Johnson.

Durante la campaña interna, Sunak ha prometido más ayudas para hacer frente al aumento exponencial de los precios de la energía en el próximo invierno.

Los retos para el nuevo primer ministro británico

Justamente uno de los asuntos prioritarios del sucesor de Johnson será lidiar con el fuerte incremento del precio de la energía eléctrica, además de los altos costos de vida.

La inflación interanual en la nación se sitúa en el 10,1% y podría ser aún peor porque el Banco de Inglaterra anticipó que puede llegar al 13% a finales del presente año.

Al nuevo premier también le esperan desafíos políticos. El largo proceso de tres meses para sustituir al líder de Downing Street ha mostrado un enfrentamiento que probablemente no terminará con el nombramiento de un nuevo jefe de Gobierno.

Las heridas están abiertas en un movimiento que lleva 12 años en el poder y señalado como gran responsable del disparo de una inflación que hace dos semanas alcanzó los dos dígitos por primera vez en 40 años.

La recesión enquistada y la volatilidad monetaria también tienen al movimiento político contra las cuerdas, en medio de acusaciones internas.

Sin duda, quien sea confirmado como el nuevo líder del Gobierno enfrentará uno de los periodos más desafiantes de la historia británica reciente, sumado a crisis globales como la guerra en Ucrania y el cambio climático.

Con EFE y medios locales