Trump vacila sobre Bannon: ‘Steve me cae bien, pero…’

El martes, cuando al presidente Trump le preguntaron si seguía confiando en Steve Bannon, solo le brindó un apoyo tibio al estratega político, en medio de lo que se rumorea es una lucha interna desenfrenada en la Casa Blanca.

En una breve entrevista con el periodista del New York Post, Michael Goodwin, Trump no le ofreció su apoyo incondicional a Bannon y minimizó el papel del exjefe de Breitbart News en su campaña presidencial.

“Steve me cae bien, pero debes recordar que se involucró muy tarde en mi campaña”, le dijo Trump a Goodwin.

“Le gané a todos los senadores y gobernadores sin conocer a Steve”, prosiguió refiriéndose a la miríada de oponentes que batió durante las primarias del año pasado. “Yo soy mi propio estratega y no iba a cambiar mis tácticas solo porque tenía que enfrentarme a la retorcida Hillary”.

El pasado agosto, Bannon dejó su cargo como presidente ejecutivo del ultraderechista Breitbart News para convertirse en el Director Ejecutivo de la candidatura de Trump a la Casa Blanca, junto con la directora de campaña Kellyanne Conway, en una sacudida que reemplazó a Paul Manafort del frente de la campaña. Contratar a Bannon fue una decisión muy controvertida ya que se trata de una figura particularmente provocadora que una vez describió su propio sitio como la “plataforma de la derecha alternativa”, un movimiento que los críticos han ridiculizado catalogándolo como un simple cambio de nombre del nacionalismo blanco.

Después de la inauguración, Trump generó una controversia aún mayor al mantener a Bannon en su equipo como principal estratega político. Sin embargo, en varias ocasiones se ha dicho que Bannon ha tenido desencuentros con Jared Kushner, el yerno de Trump y su consejero de confianza. Múltiples informes sugieren que la Casa Blanca se ha dividido en dos campos de batalla: una franja populista formada por personas como Bannon que quieren que Trump se mantenga fiel a sus bases y una franja de pragmáticos más moderados como Kushner y el director del Consejo Económico Nacional, Gary Cohn.

El Presidente Trump y el asesor presidencial Steve Bannon (Fotos: Win McNamee/Getty Images, Bill O’Leary/The Washington Post vía Getty Images)

Un alto funcionario le comentó recientemente al Daily Beast que Bannon había vociferado que Kushner era un “globalista”. Y un aliado de Trump le dijo a Yahoo Noticias que algunos funcionarios del gobierno y republicanos del Capitolio llamaban a Cohn “Gary, el globalista”.

En lugar de acabar con los rumores de tensión en la Casa Blanca, Trump le comentó a Goodwin que era necesario encauzarlos.

“Steve es un buen hombre, pero les dije que lo solucionaran o lo haré yo mismo”, afirmó Trump.

Los conflictos llegan justo cuando Trump se acerca a sus primeros 100 días en la Casa Blanca sin haber alcanzado ningún logro legislativo. El impulso republicano para derogar y reemplazar el Obamacare se estrelló y quedó atrás, pero Trump insiste en que las negociaciones siguen en curso. Y los tribunales bloquearon la prohibición de viajar impulsada por Trump a las personas provenientes de varios países de mayoría musulmana.

Durante un evento celebrado el miércoles por la mañana en el Newseum de Washington, D.C., el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, negó las noticias publicadas en los medios sobre la existencia de una batalla entre Bannon y Kushner.

“Creo que esto se ha exagerado mucho y los medios de comunicación lo hacen aún más sensacionalista. El presidente ha reunido a un equipo de trabajo muy talentoso compuesto por personas exitosas”, apuntó Spicer. “De cierta forma, es el mismo equipo que desarrolló una campaña muy exitosa. Creo que a veces algunas de esas diferencias se hacen públicas, lo cual es lamentable porque se va a producir un debate político muy intenso”.

Michael Walsh
Periodista
Yahoo Noticias

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines