La era Trump: revelan los errores de seguridad antes y durante el ataque al Capitolio

·4 min de lectura
Los seguidores de Trump asaltaron el Capitolio después de una marcha de apoyo al mandatario.
Los seguidores de Trump asaltaron el Capitolio después de una marcha de apoyo al mandatario.

WASHINGTON (AP).- A poco más de cinco meses del ataque al Capitolio de Estados Unidos protagonizado por seguidores fanáticos del exmandatario Donald Trump, quienes no aceptaban la derrota de su candidato en manos del actual presidente, el demócrata Joe Biden, hoy una investigación remarcó que ese día, el 6 de enero, se cometieron varios errores tanto desde el gobierno como desde el Ejército y las fuerzas policiales.

De hecho, de acuerdo con lo publicado por el diario The Washington Post, la seguridad del Capitolio había recibido al menos dos semanas antes del hecho información específica de que los partidarios del republicano planeaban una invasión armada, según los nuevos hallazgos de una investigación bipartidista del Senado. Sin embargo debido a una serie de omisiones y malas comunicaciones esa data no llegó a los oficiales de primera línea.

¿Cuál fue la sucesión de errores? Mala información de inteligencia, una pobre planificación, equipo inadecuado y falta de liderazgo.

Caída global: dejan de funcionar sitios web de todo el mundo e investigan las causas

El informe de los comités de Reglas y Administración del Senado y de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales detalló, entre la serie de errores cometidos, una falla en la comunicación que provocó que la Policía del Capitolio se preparara para la protesta como si fuera una manifestación rutinaria y no el ataque con armas y violencia que tuvo lugar, que dejó cuatro muertos, varios heridos y decenas de arrestados.

La unidad de inteligencia “sabía de publicaciones en medios sociales llamando a la violencia en el Capitolio el 6 de enero, lo que incluía un plan para allanar el edificio, el intercambio en internet de mapas de los sistemas de túneles del complejo y otras amenazas específicas de violencia”, pero los agentes no informaron adecuadamente a los mandos de todo lo que habían encontrado.

Munidos de una escalera, los simpatizantes trumpistas buscan quebrar la seguridad del Capitolio
Shannon Stapleton


Munidos de una escalera, los simpatizantes trumpistas buscan quebrar la seguridad del Capitolio (Shannon Stapleton/)

Publicado hoy, dos semanas después de que los republicanos bloquearan una comisión independiente y bipartidista que habría investigado la insurrección más a fondo, el informe muestra cómo un grupo de inteligencia de la Policía difundió evaluaciones de seguridad que tildaron la amenaza de violencia de “remota” a “improbable”, pese a recopilar evidencia que mostraba que los activistas pro-Trump tenían la intención de llevar armas a la manifestación.

Como iniciativa bipartidista, el reporte no entra en los motivos del ataque, como la intervención de Trump cuando dijo ese día a sus seguidores que “pelearan” para revocar su derrota electoral. Tampoco describe el ataque como insurrección.

ARCHIVO - En esta imagen del 6 de enero de 2021, agentes de la Policía del Capitolio contienen a insurrectos leales al expresidente Donald Trump
ARCHIVO - En esta imagen del 6 de enero de 2021, agentes de la Policía del Capitolio contienen a insurrectos leales al expresidente Donald Trump


ARCHIVO - En esta imagen del 6 de enero de 2021, agentes de la Policía del Capitolio contienen a insurrectos leales al expresidente Donald Trump

“Este reporte es importante porque nos permite hacer algunas mejoras inmediatas para la situación de seguridad aquí en el Capitolio”, dijo el senador de Michigan, Gary Peters, presidente del Comité de Seguridad Nacional y Asunto del Gobierno, que realizó la investigación junto con el Comité de Normas del Senado. “Pero no responde algunas de las preguntas más importantes que debemos afrontar, sinceramente, como país y como democracia”, agregó.

El 6 de enero

El informe asimismo describe cómo la intervención de la Guardia se demoró durante horas el 6 de enero, mientras funcionarios de diferentes agencias hacían trámites burocráticos para autorizar el despliegue. El texto especifica horas de llamadas entre funcionarios del Capitolio y del Pentágono mientras el entonces jefe de la policía del Capitolio, Steven Sund, pedía ayuda con desesperación. El texto agrega que el Pentágono pasó horas “planificando la misión” y pidiendo autorizaciones de distintos niveles mientras los oficiales del Capitolio eran sobrepasados y sufrían golpizas.

ARCHIVO - En esta foto de archivo del 6 de enero de 2021, gente se refugia cuando los insurrectos tratan de irrumpir en el recinto de la Cámara de Representantes
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 6 de enero de 2021, gente se refugia cuando los insurrectos tratan de irrumpir en el recinto de la Cámara de Representantes


ARCHIVO - En esta foto de archivo del 6 de enero de 2021, gente se refugia cuando los insurrectos tratan de irrumpir en el recinto de la Cámara de Representantes

También indica que la respuesta del Departamento de Defensa se vio “influida por las críticas” a su agresiva respuesta a las protestas en el verano de 2020 tras la muerte de George Floyd, el hombre negro asesinado en mayo por un oficial.

El reporte también recomienda crear una unidad de inteligencia consolidada en la Policía del Capitolio, que reconoció la necesidad de mejoras, algunas de las cuales ya se estaban haciendo.

La cadena de mando “se rompió durante el ataque”, lo que dejó a los agentes en el frente sin órdenes. No había comandantes operativos dirigiendo la situación y algunos mandos estaban peleando en lugar de dar órdenes. “Los mandos de la Policía del Capitolio no tomaron el control del sistema de radio para transmitir órdenes a los agentes de primera línea en ningún momento”, concluyó la investigación.

Explosión causada por una munición policial mientras partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúnen frente al edificio del Capitolio de Estados Unidos en Washington, Estados Unidos, el 6 de enero de 2021.
Leah Millis


Explosión causada por una munición policial mientras partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúnen frente al edificio del Capitolio (Leah Millis/)