Trump "electrificó" a sus seguidores más extremistas, según el Comité que investiga el asalto al Capitolio

·3 min de lectura
Jamie Raskin. (Photo: Anna Moneymaker via Getty Images)
Jamie Raskin. (Photo: Anna Moneymaker via Getty Images)

Jamie Raskin. (Photo: Anna Moneymaker via Getty Images)

El demócrata Jamie Raskin, que forma parte del comité de la Cámara de Representantes que investiga el asalto al Capitolio, ha asegurado en una séptima audiencia que Trump “electrificó y galvanizó” a sus seguidores incentivándoles a manifestarse el 6 de enero.

“El tuit de las 1:42 horas (hora local) de Trump electrificó y galvanizó a sus seguidores, especialmente a los peligrosos extremistas de los Oath Keepers, los Proud Boys y otros grupos racistas y nacionalistas blancos que buscan luchar contra el gobierno”, ha explicado el demócrata Jamie Raskin.

En esta nueva audiencia, el comité busca entender la conexión de los partidarios del expresidente Trump y algunos miembros de organizaciones de extrema derecha en el marco de la turba que asedió el Capitolio, según ha recogido la cadena NBC.

En concreto, el mensaje al que se refiere es en el que Trump aseguró en la plataforma Twitter, en la que posteó de manera repetida para incentivar el fraude electoral, según el comité, que iba a haber una “gran protesta” el 6 de enero.

Estaré allí, será salvajeDonald Trump, en Twitter

Las respuestas, según ha explicado Raskin, instaban a los seguidores y manifestantes a acudir con “protectores corporales, nudillos, escudos, bates, gas pimienta y lo que fuese necesario”. “Todos fueron utilizados durante los disturbios del 6 de enero”, ha señalado Raskin.

En esta séptima vista, comparecerán testigos esenciales, como dos miembros de la organización Proud Boys, Ethan Nordean y Dominic Pezzola, así como Stewart Rhodes, un veterano del Ejército que fundó la organización ultraderechista Oath Keepers en 2009 y que estuvo en el Capitolio el 6 de enero.

Rhodes también fue miembro de un chat “VIP” de Signal junto con Roger Stone, Ali Alexander, Alex Jones y otros aliados clave de Trump, según personas familiarizadas con los mensajes de la aplicación de mensajería Signal, tal y como ha recogido la cadena CNN.

Rhodes, junto con otros nueve miembros de Oath Keepers, irán a juicio en septiembre por cargos de conspiración sediciosa. Actualmente se encuentra recluido en un centro de detención federal cerca de Washington. Rhodes se declaró inocente de todos los cargos penales derivados del 6 de enero.

Rhodes, de 56 años, había utilizado las redes sociales la víspera del ataque para alentar a los suyos, a “todos los patriotas”, para que viajaran a Washington a una “misión de seguridad” con la que defender “la lucha del presidente Trump”. Este apoyo duró poco, pues el mismo día del asalto y tras lamentar que el expresidente solo sabía “quejarse”, dijo que era hora de “tomar las riendas”.

Otro testigo clave que va a comparecer es Stephen Ayres, una de las muchas personas que descendieron al Capitolio el 6 de enero, quien luego fue acusado y se declaró culpable de ingresar ilegalmente al Capitolio.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente