Trump y Biden intercambian ataques en cierre de campaña en EEUU

Brendan SMIALOWSKI con Ariela Navarro en Washington
·4 min de lectura

El presidente Donald Trump y su rival demócrata, Joe Biden, se lanzaron ataques este lunes en un esfuerzo final para asegurarse hasta el último voto en los estados en disputa tras una campaña marcada por la pandemia, la crisis económica y la profunda división en Estados Unidos.

El país se prepara además para unas elecciones marcadas por la incertidumbre, ya que el alto porcentaje de votos emitidos por correo por la pandemia hacen difícil que el resultado se sepa en la misma noche del martes, y el presidente ya adelantó que sus abogados están listos para un litigio.

El mandatario republicano está rezagado en las encuestas a nivel nacional, que le asignan 44% de las preferencias contra 50,7% para el demócrata, según el compilado de RealClearPolitics.

En su cierre de campaña en Pittsburgh, Biden afirmó que su objetivo será "sanar al país" y recobrar "el alma de la nación" y llamó a "levantarse y recuperar" la democracia.

Este evento marcado por el distanciamiento social contó con la presencia de la cantante Lady Gaga.

Las encuestas están tan ajustadas en algunos estados clave como Pensilvania, que este lunes Biden anunció que hará un acto en este estado el día mismo de las elecciones, algo que es legal en Estados Unidos pero que refleja lo inusual y reñida que es esta contienda.

Trump anunció a última hora que estará en la sede de su campaña en Virgnia.

Hace cuatro años, Trump se impuso allí por estrecho margen y este año las encuestas dan una ligera ventaja a Biden, con 49,8% contra 45,5% para Trump.

Pero en 2016 las encuestas no anticiparon la victoria de Trump. Por eso los candidatos se volcaron este lunes en distintos rincones de Pensilvania para asegurarse hasta el último voto de este estado que concede 20 votos para el Colegio Electoral.

"Esta podría ser el área donde se decida la elección", dijo a la AFP Joseph Kolakpowski, un rabino de 36 años mientras esperaba el inicio de un mitin de Trump.

- "Un poco superticioso" -

Trump siguió el lunes con su frenético ritmo de campaña y comenzó la jornada en Florida, celebró un mitin en Carolina del Norte y después siguió hacia Pensilvania, Michigan y Wisconsin.

Desde Fayetteville, en Carolina del Norte, desestimó las encuestas calificándolas como "falsas".

Trump va a cerrar la noche en Grand Rapids, Michigan, en el mismo lugar que eligió en 2016 para cerrar su campaña.

"Soy un poco superticioso. Hagamos las cosas de la misma forma", contó.

Cuatro años después, esta elección tiene sabor a referéndum sobre la gestión de Trump. Consciente de la batalla - con la posibilidad de convertirse en el primer presidente en no ser reelegido desde 1992 - el mandatario ya adelantó que sus abogados están listos para cualquier litigio.

Las elecciones son el martes, pero la pandemia ha llevado a millones de estadounidenses a votar por adelantado, con un récord de más de 97 millones de sufragios ya emitidos, lo que abre un escenario de incertidumbre, ya que la tendencia que marquen las papeletas de las urnas puede dar giro cuando se cuenten las votos anticipados.

Con respecto a los conteos que se pueden prolongar, Trump atizó la duda del fraude.

- "¡Tuvimos suficiente con el caos!" -

La carrera electoral estuvo marcada por la pandemia de covid-19, que ha dejado más de 231.000 muertos.

El mandatario de 74 años, que fue hospitalizado tras contraer el covid-19, fue acusado por Biden, de 77, de "propagar" el virus con su ritmo frenético de mítines.

El candidato demócrata criticó con fuerza la gestión de la pandemia este lunes durante un mitin en Ohio, otro de los estados clave.

"¡Tuvimos suficiente con el caos! Tuvimos suficiente con los tuits, la ira, el odio, el fracaso, la irresponsabilidad", dijo Biden.

Para llegar a la Casa Blanca hay que obtener al menos 270 votos en el Colegio Electoral de 538 integrantes. Y en muchos de los estados con peso en ese cuerpo que cambian sus preferencias partidarias en cada ciclo electoral, la diferencia entre ambos postulantes está dentro del margen de error.

- Advertencias del FBI -

El nerviosismo en torno a la elección llevó a varias ciudades, incluyendo Nueva York y Washington, a parapetar comercios y oficinas y tapiar ventanas ante eventuales disturbios.

El FBI advirtió de potenciales enfrentamientos en Portland, una ciudad que se ha convertido en la símbolo de la división en Estados Unidos.

En las últimas semanas, Biden ha contado con el espaldarazo del popular expresidente Barack Obama, de quien fue vicepresidente, que se ha desplazado a distritos claves para animar a los votantes.

En un mitin en Miami, Obama criticó duramente la forma en la que Trump gestionó la crisis del huracán María en Puerto Rico.

"Un presidente se supone que debe ayudar no ir a tirar rollos de papel", dijo en referencia a una polémica visita del mandatario.

Para Obama, Trump nunca se tomó en serio su función y "usó la presidencia como un programa de televisión para centrar la atención en él".

bur-an/dga