Los astutos trucos de la camiseta de Hierro que no valdrán contra el coronavirus

Javier Peláez
·5 min de lectura
Fernando Hierro y su "camiseta anti-covid" en el informativo de Antena 3
Fernando Hierro y su "camiseta anti-covid" en el informativo de Antena 3

El mundo de la publicidad es algo fascinante. Una intrincada jungla donde cada ley tiene su trampa, donde tras increíbles anuncios y oportunidades acecha escondido un asterisco con condiciones escritas en letra pequeña, una selva donde las empresas han aprendido a desenvolverse con soltura gracias a expertos legales y asesores que saltan de liana en liana, esquivando cualquier espina legal. Creemos lo que aparece en la tele, en las radios y en los periódicos precisamente por eso, porque sale en la tele, en la radio o en los periódicos. Creemos distinguir lo que es una noticia de lo que es un publirreportaje, pensamos que sabemos diferenciar entre un hecho confirmado y una promoción camuflada. Creemos que la legislación que regula el marketing y la publicidad es fiable y no se puede esquivar con anzuelos y trampantojos… por supuesto, creemos mal.

Ayer, medios nacionales de prensa y televisión cacarearon a los cuatro vientos una maravillosa camiseta deportiva, avalada por el exfutbolista Fernando Hierro, con propiedades nanotecnológicas que rozan la magia. En un lamentable espectáculo, más propio de la típica promoción y televenta a altas horas de la madrugada, los informativos de varias cadenas presentaban como noticia confirmada algo que no posee ninguna evidencia. Lo hemos visto en muchas otras ocasiones, y dependiendo de las modas y tendencias, parece que siempre tendremos una pulsera powerbalance o un remedio supertecnológico.

Imagine una camiseta que emite radiaciones infrarrojas. Imagine que la prenda se recarga con la energía de su propio cuerpo. Imagine que esas radiaciones penetran en su organismo y frenan el coronavirus...” escribía El Mundo en un artículo para el que, efectivamente, hace falta mucha imaginación…

Muchos otros medios también publicaron las futuristas capacidades de esta camiseta, indicando que en breve se iniciará un estudio para comprobar la eficacia y seguridad de la camiseta. Este es el primer truco astuto de marketing: anunciar una prenda deportiva que “frena el coronavirus”, añadir la palabra “estudio científico” en el texto, pero disimular con maña que ese estudio ni siquiera ha empezado y, por supuesto, no cuenta con ningún resultado. Todos los medios de comunicación que han publicado (y directa o indirectamente promocionado) la camiseta de Fernando Hierro hablan de un estudio pero ninguno de ellos puede mostrarlo por la simple razón de que aún no se ha hecho

El exfutbolista del Real Madrid Fernando Hierro reconvertido en empresario de prendas deportivas | imagen Aitor Alcalde/Getty Images
El exfutbolista del Real Madrid Fernando Hierro reconvertido en empresario de prendas deportivas | imagen Aitor Alcalde/Getty Images

La única referencia a un ensayo sobre la eficacia de esta camiseta se encuentra en la web del Hospital Universitario Torrecárdenas donde se indica que “se va a iniciar un nuevo ensayo clínico” para evaluar la eficacia y seguridad de prendas de vestir emisoras de radiación infrarroja en pacientes hospitalizados con infección por Covid-19. Nos encontramos, no ante un estudio, sino ante una nota de prensa que anuncia que van a iniciar un estudio.

Si aún no han empezado a estudiar las propiedades de esa camiseta… ¿Cómo es posible que alguien aparezca en las noticias e informativos pregonando sus maravillas?

Para analizar más a fondo esta nota de prensa, contactamos con José Manuel López-Nicolás, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular-A de la Universidad de Murcia, que conoce bien los trucos y artimañas de marketing que incontables compañías y productos ponen en práctica en la actualidad.

“Lo primero que destaca claramente es que no han iniciado ningún ensayo. La nota informa de que van a iniciar un proyecto, pero hasta que no se encuentren resultados positivos que demuestren su eficacia, no resulta conveniente presentar la camiseta y hacer ese tipo de marketing”, explica López-Nicolás. “En el texto publicado, los investigadores son muy cuidadosos con la elección de sus palabras, pero en realidad solo es una nota de prensa. Cualquier grupo o investigador puede anunciar mañana que van a iniciar un estudio sobre la eficacia de una camiseta que vuela o que te hace invisible, pero deberían ser muy prudente y cuidadosos si pretende aparecer en la televisión para promocionarla o venderla”.

Otro de los puntos interesantes de esta maravilla de la comunicación son los “deseos” del investigador principal que afirma optimista que “la radiación emitida por el tejido se espera que favorezca una recuperación más rápida de los pacientes infectados por Covid-19”. Como deseo es precioso, y de hecho uno puede “esperar” lo que quiera… pero como conclusión científica tiene poca validez.

Pero sin duda el mayor esfuerzo se ha puesto en la elección de las referencias científicas. El término “prendas de vestir inteligentes” o “ropa 2.0” se ha puesto de moda, y es cierto que en el laboratorio determinados materiales han demostrado multitud de propiedades. “Los estudios que aluden son ciertos, existen moléculas y materiales que han probado incontables características en laboratorios internacionales y bajo determinadas condiciones” explica el Catedrático, “pero es importante recalcar que ninguno de esos estudios se ha hecho en esa camiseta concreta”. Es una treta muy utilizada en marketing, citar estudios realizados en moléculas en laboratorio y convertirlos directamente en beneficios en seres humanos o productos de venta al público. “El público debería saber que trasladar los resultados de una placa de laboratorio a la vida real es realmente complicado”.

Lo que ocurrirá con la camiseta de Fernando Hierro es bastante previsible. El estudio se realizará y dentro de varios meses, o si es un poco más serio dentro de algunos años, llegarán las conclusiones y resultados que, por la propia naturaleza y planteamiento del ensayo, serán poco significativos. Mientras tanto, la camiseta está en el mercado, ya tiene precio y se venderá como churros porque ha conseguido salir en la tele, la radio y los periódicos…

Más historias interesantes sobre COVID19 en Yahoo: