Cinco trucos sencillos para ajustarte mejor la mascarilla

Natasha Hinde
·Reporter at HuffPost UK
·2 min de lectura
(Photo: YULIA SHAIHUDINOVA VIA GETTY IMAGES)
(Photo: YULIA SHAIHUDINOVA VIA GETTY IMAGES)

En lo que respecta a las mascarillas, lo más importante que debes tener en cuenta es esto: si no se te ajusta bien a la piel de la cara, es casi como si no llevaras nada.

Si una mascarilla deja huecos visibles por los bordes o si tienes que recolocártela continuamente, te arriesgas a inhalar y exhalar virus y bacterias a través de los huecos.

La teoría es sencilla: la mascarilla debe cubrirte la nariz y la boca y quedar bien ajustada al mismo tiempo que te permita respirar. A poder ser, el material del que esté hecha debe tener al menos dos capas.

Dada la escasez de tallas de mascarillas, que te obliga a adaptarte sea cual sea el tamaño de tu cara, no es de extrañar que tanta gente la lleve mal puesta después de más de un año de práctica. Si tu problema es que tienes la cara muy pequeña para la mascarilla y te quedan muchos huecos, presta atención a los siguientes trucos:

1. Plegar y anudar

Olivia Cuid, doctora en odontología, propone un truco muy sencillo para acabar con los huecos de los laterales en solo 60 segundos. En un tutorial de TikTok, coge una mascarilla desechable, la pliega por la mitad a lo largo y hace un nudo con las gomas.

Una vez atadas, vuelve a abrir la mascarilla e introduce las esquinas sobrantes en el hueco que han dejado las gomas. ¡Tachán! Le queda una mascarilla mucho más cerrada y segura.

2. La pinza antiniebla

Las mascarillas que no se ajustan bien a la nariz dejan entrar y salir nubes de aerosoles y además son un suplicio para las personas que llevan gafas.

La solución es muy simple: cómprate unas pinzas nasales para ceñirte más la mascarilla a la nariz.

(Photo: JC3DDESIGN ETSY)
(Photo: JC3DDESIGN ETSY)

3. La goma en forma de X

Tal y como habrás podido ver en mucha gente e incluso en famosos como la duquesa Catalina de Cambridge, este truco consiste en girar las gomas de la mascarilla y engancharlas a las or...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.