El truco del pepino congelado de TikTok no es tan descabellado como parece

·2 min de lectura
Pepino (Photo: Nattawut Lakjit via Getty Images/EyeEm)
Pepino (Photo: Nattawut Lakjit via Getty Images/EyeEm)

Además de bailes y vídeos de humor, TikTok está plagado de trucos de belleza y maquillaje. La mayoría no recomendables para reproducir en casa, como la moda de ondularse el pelo enroscándolo en un radiador que se popularizó el pasado invierno.

En las últimas semanas, muchas usuarias han probado un nuevo ‘supuesto’ truco de belleza animadas por la tiktoker Alexa Rae Loebel, que asegura que frotarse la cara con un pepino congelado ayuda a mejorar el aspecto de la piel.

La mecánica es sencilla: basta con congelar un pepino, partirlo a la mitad y masajear la piel del rostro con la parte carnosa. Según la influencer, este masaje ayuda a reducir las rojeces, mejora el acné y contribuye a descongestionar la cara. Además, según ella, si aplicas el maquillaje después de pasarte el pepino será más fácil de extender y quedará más fresco y natural.

El vídeo de Rae Loebel se ha compartido tanto que se cuentan por decenas las usuarias que están probando el truco. De hecho, algunas como Emma Freece están documentando el proceso día a día.

Aunque la mayoría de trucos y consejos recomendados en TikTok pueden ser peligrosos, este no es descabellado. Marta Barrero, codirectora del salón de belleza The Secret Lab y farmacéutica, recuerda que el pepino se lleva usando “toda la vida” por sus varias propiedades a la hora de cuidar la piel.

Entre ellas, algunas de las que señalan las tiktokers: descongestiona y se usa para tratar las bolsas de las ojeras, es refrescante y puede calmar las pieles alteradas o quemadas y tiene vitaminas y minerales que sirven como antioxidante para nutrir la piel.

Además, Barrero señala que es astringente, “por lo que controla la grasa en pieles desequilibradas”. Otra razón “fundamental” por la que se utiliza el pepino es que “tiene muchísima agua, por lo que es muy hidratante”.

Para Beth Goldstein, dermatóloga consultada por la revista Glamour, la vitamina K en la que es rico el pepino ayuda con la pigmentación de las ojeras. La doctora cita un estudio en el que se demuestra que el pepino puede reducir los niveles de sebo de la piel y, por tanto, ayudar a controlar el acné.

Tanto Barrero como Goldstein coinciden en que el hecho de que esté congelado proporciona “un extra” que ayuda a descongestionar más, refrescar más la piel, así como suavizarla.

Aún así, Barrero avisa: “Es un buen truquillo casero, aunque un cosmético específico para tratar un problema concreto siempre va a ser más efectivo”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente