El truco de cambiar China por EE. UU. para engañar a los censores chinos

·3 min de lectura

La política de ‘cero Covid’ impuesta por China implica medidas tan estrictas y del tal calibre como el confinamiento durante semanas de una ciudad entera como Shanghái, donde habitan más de 25 millones de personas. Eso ha derivado en un aumento del descontento entre la población que muchas veces se vuelca en las redes sociales para expresar su desacuerdo con las políticas gubernamentales. Con los censores trabajado a destajo para silenciarles, hay quien está encontrado la manera de sortearles dando voz a su malestar y publicar sus críticas. Aunque solo sea por un tiempo limitado.

El descontento por la medidas que implica la política 'cero Covid' de China crece y sortea la censura en Internet. (Foto: Jin Liwang/Xinhua via AP)
El descontento por la medidas que implica la política 'cero Covid' de China crece y sortea la censura en Internet. (Foto: Jin Liwang/Xinhua via AP)

Según publica The Guardian, el malestar en Shanghái se extiende entre la población. El confinamiento se alarga (ya son cuatro semanas), se suceden los problemas de abastecimiento de algunos productos de primera necesidad y algunas prácticas (como separar a niños contagiados de sus padres) han sido duramente criticadas en línea. Todo ese descontento de la población, en un país donde la opinión pública es sometida a un control exhaustivo y la propaganda impera, se está volcando en las redes sociales.

Estos días los censores del régimen chino no dan abasto para vetar hashtags, términos y eliminar comentarios críticos o donde se muestras imágenes de algunas de la actuaciones llevadas acabo por las autoridades en el marco de la política ‘cero Covid’. En el citado diario británico explican que en WeChat, y aunque fueron eliminadas con rapidez, se pudieron ver nombres e historias de personas fallecidas por coronavirus o porque la situación impidió que recibiesen atención a tiempo. También llegaron a la plataforma vídeos de detenciones, de protestas por la separación de niños y padres y situaciones de este tipo.

En el equivalente en China a Twitter, la red social Weibo, se ha vetado “comprar verduras en Shanghái" para que la población no pueda quejarse por la falta de alimentos. Incluso una parte de la letra del himno, “¡Levántate! ¡Esas personas que se niegan a ser esclavos!”, ha sido censurada como hashtag, como informa Newsweek. Los censores hacen su trabajo, pero el ingenio de los internautas descontentos no tiene límite y muchos consiguen sortear, aunque sea de manera momentánea, ese control. Así, uno de los recursos utilizados en los últimos días ha sido el de sustituir China por Estados Unidos en sus protestas y recurrir a la ironía.

Se han podido ver mensajes con los temas “Estados Unidos es el país con el mayor déficit de derechos humanos”. A principios de esta semana y pese al empeño de los censores en borrar esos contenidos, aún había muchos visibles con quejas e imágenes denunciando la situación. Según los expertos consultados por The Guardian, “el volumen de disidencia de Shanghái sobre las medidas de ‘cero Covid’ desafía los intentos de controlar la información”.

Según relata Newsweek, lo que han hecho los usuarios es recuperar antiguos hashtags usados para criticar a Estados Unidos, usados por el propio Ministerio de Relaciones Exteriores, y darles un nuevo uso.

El cofundador del sitio de seguimiento de la censura GreatFire.com cree que lo que está ocurriendo en esta ciudad china no se puede repetir en Pekín por las circunstancias sociales y económicas distintas entre ambas, pero que “ciertamente algo ha cambiado. La gente ha perdido la confianza en el Gobierno, es probable que no crean lo que les dice y van a cuestionar la propaganda”.

EN VÍDEO | Perros robot con altavoces para recordar a los vecinos de Shanghái que mantengan el estricto confinamiento debido al Covid

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente