El truco del diputado del BNG para evitar que le amonesten por llamar corrupta a la monarquía

Continúa este jueves en el Congreso el debate sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) con su última jornada y con las intervenciones de los portavoces de los distintos grupos y fuerzas políticas. En este sentido, ha sorprendido lo ocurrido durante el turno del diputado del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Néstor Rego, a quien le han llamado la atención por referirse a la Monarquía española como “corrupta”.

Mientras se abordaba el apartado de gastos de Casa Real -enmarcado dentro del propio debate de la cuentas-, Rego puso el foco sobre “el momento de un cambio realmente democrático que ponga fin a esta monarquía anacrónica y corrupta y que pase a un régimen a una jefatura de un Estado... [en ese instante el vicepresidente del Parlamento, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, comienza a dirigirse a él] elegido democráticamente”.

Tras formular esa declaración, el político del partido que lidera la oposición en Galicia ha recibido un primer aviso. “Señoría, por favor. Mire, no continúe haciendo alusión... le aplicaré el reglamento si establece, como acaba de decir, que la monarquía es corrupta”, ha comunicado Gómez de Celis al tiempo que le ha informado de que “lo voy a retirar del Diario de Sesiones y le advierto por primera vez, le advierto por primera vez que no continúe por esa deriva”.

Con gesto de incomprensión y en medio de un reguero creciente de aplausos de la bancada, Rego ha retomado su intervención. “No sé... decía si ustedes creen que ¿no es el momento de un cambio realmente democrático que ponga fin a esta monarquía anacrónica y corrupta y pase a un régimen verdaderamente...”, ha proseguido el nacionalista gallego interrumpido por un abucheo, bastantes más aplausos y de nuevo otra advertencia del vicepresidente de las Cortes.

Estoy seguro que su inteligencia le podrá llevar a decirnos a todos nosotros lo que quiera sin establecer que... [la monarquía es corrupta]Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, vicepresidente del Parlamento

“Cuando ustedes quieran podemos continuar con el debate, señorías”, ha deslizado Gómez de Celis al Hemiciclo mientras se apagaban los últimos aplausos. “Vamos a ver, a la hora de expresar su ideario sobre la conformación del Estado, estoy seguro que su inteligencia le podrá llevar a decirnos a todos nosotros lo que quiera sin establecer que...”, ha propuesto el vicepresidente del Congreso, interrumpido por el propio Rego que pedía explicarse.

“Un momento, por favor, estoy hablando yo”, le ha dicho a Rego y éste ha contestado asintiendo: “Usted dirá”. Gómez de Celis ha continuado donde lo había dejado aludiendo a que puede expresarse sin necesidad de hacerlo “con ese axioma de que es corrupta, por segunda vez le advierto y en esta segunda advertencia según el reglamento ya le digo que si hay una tercera, le retiro la palabra”.

Tercer ‘strike’

“Así que, por favor, diga y exprese lo que entienda oportuno sin insultar a una institución del Estado, en este caso a la Monarquía española”, ha reclamado el vicepresidente del Parlamento. Y como si Rego hubiese recogido el guante sobre lo de su inteligencia y una alternativa para expresar lo mismo con otras palabras, ha tirado de ingenio para eludir esa suerte de tercer strike.

“Creo que estamos debatiendo precisamente sobre la Casa Real y me parece que eso me debe permitir expresar mi opinión sobre la Casa Real. Lo contrario, una vez más se confirma, es absolutamente antidemocrático”, ha esgrimido Rego antes de realizar el truco.

Decía que no sé si ustedes, antiguos ‘juancarlistas’ o no sé si ahora ya ‘felipistas’ o abiertamente monárquicos quieren mantener esta monarquía de los borbonesNéstor Rego, portavoz parlamentario del BNG

“En todo caso, decía que no sé si ustedes, antiguos ‘juancarlistas’ o no sé si ahora ya ‘felipistas’ o abiertamente monárquicos quieren mantener esta monarquía de los borbones”, ha expuesto Rego realizando una pausa clave en la que ha movido los brazos emulando el clásico gesto de un paréntesis o unas comillas, para resolver “completen ustedes... mmm, con PP y Vox”.

Finalmente, ha terminado -en galego- asegurando que desde el BNG seguirán trabajando para lograr una república gallega.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR