Las tropas ucranianas se retiran de Severodonetsk, según las autoridades de Lugansk

·4 min de lectura
Tropas ucranianas desplegadas en el Donbás, fotografiadas el 21 de junio pasado. (Photo: ANATOLII STEPANOV via Getty Images)
Tropas ucranianas desplegadas en el Donbás, fotografiadas el 21 de junio pasado. (Photo: ANATOLII STEPANOV via Getty Images)

Tropas ucranianas desplegadas en el Donbás, fotografiadas el 21 de junio pasado.  (Photo: ANATOLII STEPANOV via Getty Images)

El jefe de la Administración Militar de la región oriental de Lugansk, Serhiy Haidai, anunció este jueves que “lamentablemente” los ucranianos van a tener que retirar sus tropas del enclave estratégico de Severodonetsk por el asedio ruso.

“Desafortunadamente, tendremos que retirar nuestras tropas de Severodonetsk, porque no tiene sentido estar en posiciones rotas: el número de muertos está creciendo”, dijo Haidai en su cuenta de Telegram.

La ciudad administrativa de Severodonetsk lleva semanas sufriendo el asedio de las tropas rusas, que la consideran un punto clave para hacerse con el control de toda la región de Lugansk que, junto al Donestk, integran la zona del Donbás, donde actúan guerrillas prorrusas.

“La infraestructura crítica ha sido destruida, el 90% de la ciudad ha sufrido daños”, han detallado las autoridades, al tiempo que ha incidido en que “el 80% de los edificios residenciales tendrán que ser demolidos, dado que no pueden ser restaurados”.

En otras declaraciones realizadas a cadenas locales, el jefe militar confirmó que “ahora no tiene sentido estar en una posición que se ha roto durante muchos meses, solo por el hecho de estar allí. Porque el número de personas muertas en puestos no fijos puede crecer proporcionalmente cada día”.

Por eso, según Haidai, se decidió que “los defensores de Severodonetsk “se retiren a nuevas posiciones, a nuevas áreas fortificadas para, desde allí, combatir con normalidad y plenitud e infligir daño al enemigo”.

La ofensiva ordenada por el Klemlin sobre Ucrania ha priorizado en las últimas semanas establecer el control sobre todo el Donbás, en el este de Ucrania y fronterizo con Rusia. Eso le permitiría establecer un corredor con las regiones del sur que ya controla y, en particular, con la península de Crimea, que ocupa desde 2014.

Por otra parte, ha reconocido en un mensaje publicado en su cuenta oficial en la red social Facebook que las fuerzas rusas se han hecho con el control de la localidad de Nikolaevka, situada en la zona, mientras que ha acusado a Rusia de llevar a cabo bombardeos contra las ciudades de Lisichansk y Borivske”.

Estos avances de las tropas rusas llegan un día después de que las autoridades ucranianas confirmaran que habían perdido el control de Loskutivka y Ray-Oleksandrivka, también en los alrededores de Severodonetsk, uno de los principales objetivos de la ofensiva de Moscú en la región del Donbás.

Desgaste, pese a todo

Queda claro que las fuerzas rusas han logrado avances sustanciales en el área de Severodonetsk-Lisichansk y que las tropas ucranianas continúan sufriendo muchas bajas, pero también que han logrado fundamentalmente su objetivo en la batalla al ralentizar y desgastar a las fuerzas rusas. Así lo estiman los expertos del centro de estudios estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés) en su último informe.

Los expertos recuerdan que ya se había anunciado que las tropas ucranianas tendrían que retirarse para evitar el cerco en Lisichansk, ciudad próxima a Severodonetsk y que es un punto clave que podría dar a los rusos el control de la región. Eso “indica que las autoridades ucranianas están estableciendo las condiciones para prepararse para la pérdida final tanto de Severodonetsk como de Lisichansk”, dijo el ISW. “Sin embargo, como el ISW ha evaluado previamente, la pérdida de Severodonetsk y Lisichansk no representará un punto de inflexión importante en la guerra”.

Según el centro de estudios, las “tropas ucranianas han logrado durante semanas atraer cantidades sustanciales de personal, armas y equipos rusos al área y probablemente han degradado las capacidades generales de las fuerzas rusas al tiempo que evitan que las se concentren en ejes de avance más ventajosos”.

Las tropas ucranianas han logrado durante semanas atraer cantidades sustanciales de personal, armas y equipos rusos al área y probablemente han degradado las capacidades generales de las fuerzas rusas, al tiempo que evitan que las se concentren en ejes de avance más ventajoso

Para el ISW, es probable que las operaciones ofensivas rusas se detengan en las próximas semanas, incluso aunque logren capturar el área de Severodonetsk-Lisichansk, lo que probablemente les dará a las fuerzas ucranianas la oportunidad de “lanzar contraofensivas prudentes”.

La fijación ideológica del Kremlin en la captura de Severodonetsk, al igual que el asedio anterior de Azovstal, en la ciudad costera de Mariúpol, probablemente vaya en detrimento de las capacidades rusas en futuros avances en Ucrania, precisó. La pérdida de Severodonetsk es una pérdida para Ucrania en el sentido de que cualquier terreno capturado por las fuerzas rusas es una pérdida, pero la batalla por este enclave no será una victoria rusa decisiva, concluye.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente