Troleo de ricos: se ríe del cliente que se quejó de una cuenta dejando 4.000 euros de propina

·2 min de lectura
Una cuenta en una restaurante con un billete de 100. (Photo: Getty Images)
Una cuenta en una restaurante con un billete de 100. (Photo: Getty Images)

Hace unas semanas se hizo viral la cuenta en un restaurante de Marbella de Enrique Moris, un usuario de Twitter que se dedica al ‘day trading’ (compraventa de acciones).

Tras una generosa cena en la que, por ejemplo, degustaron de dos botellas de de champán Don Perignon de mil euros cada una, Moris y los otros siete comensales pagaron 4.098 euros. De esos, 372 pertenecían a gastos vinculados con el servicio.

Después de ver la cuenta, decidió quejarse en Twitter. “Nos cargan 372 euros de servicio, pagamos y nos levantamos. El camarero viene corriendo cabreado preguntando si no íbamos a dejar propina”, compartió en su perfil, antes de sentenciar que “Marbella, el nuevo Ibiza, engañabobos everywhere”.

Su comentario, destinado a buscar la solidaridad de los usuarios de la red social, sirvió para todo lo contrario: muchos le dijeron que lo que quería era subir la cuenta y que gastándose más de 4.000 euros en una cena ese mensaje sobraba.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hasta ahora, todas las respuestas que había recibido Moris eran a través de mensajes de redes sociales. Sin embargo, el perito judicial catalán Raúl Castañeda ha defendido al restaurante y le ha echado en cara a Moris su actitud yendo a cenar y dejando una propina de 4.000 euros.

Castañeda, gerente del despacho de servicios jurídicos especializado en derecho financiero Preico Jurídicos, acudió recientemente al mismo local a cenar con otras seis personas. Lo hicieron sentándose en la misma mesa que el ‘day trading’ y pidiendo una cuenta que ascendía a 4.081 euros, prácticamente idéntica a la de Moris, ya que pidieron lo mismo.

Pero lo que sí que hizo tanto Castañeda como sus acompañantes a diferencia del ‘day trading’ fue dejar una más que generosa propina: nada más y nada menos que de 4.098 euros, la cantidad exacta que se gastó Moris y sus acompañante en cenar.

“Toma nota Enrique, con el mismo importe que presumiste en pagar una comida yo lo hago dejándolo de propina a los mismos camareros que te cabreaste (por cierto muy buen servicio)”, le ha dicho en redes sociales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente