Triunfar en Tinder y en apps de citas: lo que debes y no debes hacer con tu foto

La foto del perfil es clave para tener éxito en las aplicaciones de citas como Tinder. Foto: Getty Images.
La foto del perfil es clave para tener éxito en las aplicaciones de citas como Tinder. Foto: Getty Images.

Hay que reconocerlo: la tecnología ha facilitado enormemente ligar. Antes tenías que atreverte a hablar con esa persona que te atraía en el bar, el club o en la calle y cruzar los dedos para utilizar las palabras y los gestos correctos para llamar su atención y quien sabe si conseguir su número de teléfono.

Estamos hablando de los años previos al celular, en los que era habitual volver a visitar ese bar o café varias veces para intentar ver a esa potencial media naranja…

Pero las cosas han cambiado mucho. La irrupción del móvil ha propiciado que el arte de la seducción se reduzca a deslizar un dedo de la mano hacia la izquierda o la derecha, dependiendo del efecto visual que te ha causado una foto que has observado varios segundos.

Así es como funcionan las más famosas aplicaciones para ligar, entre ellas Tinder.

Por eso esa imagen de presentación de tu perfil en estas app es tan importante, la clave que marca la diferencia entre el fracaso y el éxito.

Todos queremos salir guapos o, mejor aún, absolutamente irresistibles, hasta el punto de utilizar las técnicas más desesperadas para conseguirlo, incluso la de falsear el contenido. ¿No nos crees? Un estudio ha desvelado los despropósitos que algunos, en su desesperación, están dispuestos a cometer en las apps de citas.

También te puede interesar:

Afro descendent woman taking selfie on beach with dog next to them
Una chica se hace una autofoto con el perro - Getty

Passport-Photo ha efectuado un trabajo de campo entre un millar de usuarios de Tinder en el que han quedado al descubierto todas las técnicas ridículas que se utilizan en las fotos para ligar.

Así, y aunque no te lo creas, algunos piden prestado el perro al vecino o amigo para posar con él en la foto de perfil. Ya sabes, el amigo de los animales de temporada.

Más frecuente (y con un resultado igualmente desastroso) es la opción escogida por casi la mitad de los encuestados: estirar el brazo y hacerse un selfie en una posición totalmente forzada. Seguro que sabes a qué nos referimos: a la clásica instantánea que parece que nos han tomado al azar, pero en la que se ve nuestro brazo delator.

Está bien aquello de elegir una foto para Tinder en la que salgamos guapos, pero conviene actualizarla de vez en cuando. Un 31 % no ha actualizado su foto de perfil en más de un año… Vamos, casi con la instantánea de la Primera Comunión. Y luego llegan los desengaños en la primera cita, como es natural.

Contratar un fotógrafo: una buena alternativa

Como podrás suponer y a la vista de los datos, el estudio desvela una realidad devastadora: un 89 % ha tenido alguna vez una cita con un contacto en Tinder cuya realidad no se asemejaba en nada a la foto de perfil. Un viaje de ida y vuelta para nada. Si es desaconsejable falsear… ¿Cómo conseguir buenos resultados en Tinder?

Paradójicamente, los ‘falsificadores’ de la imagen no andaban descaminados: una buena foto puede obtener excelentes resultados, pero para ello es necesario contratar a un profesional. Un fotógrafo que se lo trabaje bien puede disparar tus ‘match’ en un 49 % y catapultar tus ‘me gusta’ en una cifra similar.

Pero el dato que más nos interesa: una fotografía de perfil elaborada por un profesional logrará que las posibilidades de hacer un contacto en Tinder aumenten en un 43 %, una cifra que debe hacer considerar a quienes quieran una experiencia exitosa en la plataforma.

En resumen y siendo aplicable a la vida misma: sé tú mismo, pero intenta mostrar tu lado más bueno sin llegar al engaño. El objetivo tiene que ser despertar el interés, pero sin crear falsas expectativas. Eso sí, lograda la primera cita, tocará desplegar tus recursos naturales, los que no se ven y conocíamos bien los más mayores.

También te puede interesar | EN VIDEO: El doble rasero de las fotos humanitarias en Tinder