La Justicia rusa comienza a valorar la disolución de la principal ONG de DDHH

·4 min de lectura

Moscú, 25 nov (EFE).- El Tribunal Supremo ruso comenzó hoy a evaluar la solicitud de la Fiscalía para disolver la principal organización de derechos humanos, Memorial, considerada la voz de los represaliados soviéticos y de las violaciones de derechos humanos en Rusia, en un caso que ha suscitado la condena de personalidades rusas, organizaciones internacionales y de Occidente.

Según la acusación, la organización Memorial Internacional ha incurrido en repetidas violaciones de la ley sobre agentes extranjeros, condición que se le adjudicó en 2016 por recibir financiación extranjera.

A su vez, la ONG, cuya historia se remonta a finales de los años 1980, asegura que no hay motivos legales para su disolución que además contradice la Constitución, en cuya creación participó uno de sus dirigentes.

"Es absurdo liquidar una organización que ayuda a la gente", dijo en el juicio Yan Rachinski, uno de los cofundadores de Memorial.

LA DEFENSA PONE EN VALOR EL TRABAJO DEL MEMORIAL

De acuerdo con el letrado Grigori Vayman, la ONG ha pagado todas las multas por las infracciones "livianas" de la ley sobre agentes extranjeros, por la que tienen que dejar constancia de su condición en sus materiales difundidos.

"Se han pagado todas las multas (...) que ascienden a unos 4 millones de rublos (unos 48.000 euros)", dijo.

Vayman aseguró que la liquidación de la organización significaría que la ONG es castigada dos veces por una misma falta, lo que también contradice las leyes.

"Nos quieren liquidar por 10 episodios (de infracción) por los que ya pagamos cuantiosas multas, es decir, no nos incriminan nada nuevo", aseveró.

El abogado Mijaíl Biryukov, a su vez, pidió al tribunal no olvidar que a lo largo de su historia Memorial ha publicado casi una veintena de libros y tiene premios, tanto rusos como extranjeros, recibidos por su labor en defensa de los DDHH.

También la letrada Tatiana Glushkova insistió en que el castigo que afronta Memorial es incomparable con las infracciones que se le incriminan y pidió al tribunal tener en cuenta el "principio de proporcionalidad" a la hora de emitir su veredicto.

GRAN REPERCUSIÓN

El inicio del juicio sobre el caso Memorial, que se reanudará el próximo 14 de diciembre, despertó gran interés entre los medios rusos y extranjeros, cuyos representantes acudieron hoy al Tribunal Supremo, frente al cual también se concentraron decenas de ciudadanos, descontentos con la persecución de la ONG.

Según la organización OVD-Info, especializada en el seguimiento de arrestos y la defensa de detenidos, al menos dos personas fueron detenidas durante la protesta contra la liquidación de Memorial, entre ellos una mujer con un cartel en el que se podía leer "Gracias Memorial, nosotros no olvidamos".

A la vista judicial acudieron también más de 20 diplomáticos de países extranjeros, entre ellos representantes de España, Francia, Estados Unidos y el Reino Unido, según confirmaron a Efe fuentes del tribunal.

La petición en apoyo de la conocida ONG en Change.org reunió más de 100.000 firmas e incluso el Consejo de Derechos Humanos adscrito al Kremlin calificó de "injusta" y "excesiva" la petición de la Fiscalía rusa de cerrar la prestigiosa ONG.

Además, 62 académicos, profesores y miembros de la Academia de las Ciencias de Rusia han defendido el trabajo de Memorial, al igual que editores y los dos rusos premiados con el Nobel de la Paz -el último presidente soviético, Mijaíl Gorbachov (1990), y el recién galardonado Dmitri Murátov, director del periódico Nóvaya Gazeta.

"La exigencia de cerrar Memorial ha provocado en el país un temor y una inquietud que nosotros compartimos", señalaron ambos nobeles.

Gorbachov -cuyos abuelos fueron también represaliados- y Murátov destacaron que las actividades de Memorial desde su fundación han estado dirigidas al restablecimiento de la justicia histórica y la conservación de la memoria de cientos de miles de personas represaliadas durante la Unión Soviética.

A ellos les sumaron la viuda del Nobel de Literatura Alexandr Solzhenitsin ("Archipiélago Gulag"), Natalia; el Centro Yeltsin; la escritora rusa Ludmila Petrushévskaya, que renunció a un premio que recibió de manos de Putin en 2002; la ONU, Amnistía Internacional, EEUU y la Unión Europea (UE).

OTRO JUICIO

Memorial Internacional cuenta con más de 50 organizaciones en Rusia, además de seis en Ucrania y sendas oficinas en Bélgica, Alemania, Francia, Italia y República Checa.

Su Centro de Derechos Humanos Memorial en Rusia - muy conocido por su trabajo en defensa de los perseguidos en Chechenia y que fue declarado agente extranjero en 2014-, afronta desde el martes un juicio similar en un tribunal de Moscú.

De acuerdo con la Fiscalía de Moscú, en los materiales difundidos por la organización se han hallado "señales lingüísticos y psicológicos" de justificación de grupos terroristas y extremistas prohibidos en Rusia, entre ellos los Testigos de Jehová.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente