El Tribunal Europeo de DDHH rechaza la queja de un SS por la extensión de su proceso penal

·2 min de lectura
El oficial de las SS Oskar Gröening, antiguo contable del campo de concentración de Auschwitz, el 1 de julio de 2016 en el juzgado de Lueneburg (Alemania), durante su juicio por "complicidad" en el exterminio nazi
El oficial de las SS Oskar Gröening, antiguo contable del campo de concentración de Auschwitz, el 1 de julio de 2016 en el juzgado de Lueneburg (Alemania), durante su juicio por "complicidad" en el exterminio nazi

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) rechazó el jueves la solicitud del antiguo miembro de las SS Oskar Gröning, apodado el "contable de Auschwitz", que estimaba que su proceso penal en Alemania fue demasiado largo.

Oskar Gröning, que murió a los 96 años en 2018, había servido entre septiembre de 1942 y octubre de 1944 en el campo de exterminio de Auschwitz como parte de una unidad que se encargaba de las pertenencias personales de las víctimas.

En 1977 la fiscalía de Fráncfort abrió una primera investigación contra Gröning, acusado de complicidad en asesinatos. Fue interrogado por la policía en enero de 1978 pero la investigación fue archivada en 1985 por falta de pruebas.

En noviembre de 2013, la fiscalía de Hannover abrió otra investigación, que condujo a su imputación por complicidad en el asesinato de 300.000 judíos.

Fue sentenciado en julio de 2015 a cuatro años de prisión. Su condena se hizo definitiva en 2016 después de que su apelación fuera rechazada. Pero murió el 9 de marzo de 2018 sin ir a la cárcel.

Ante el TEDH, el ex SS alegó que las autoridades no le habían notificado que habían archivado la investigación en 1985 y que, por lo tanto, el procedimiento había continuado desde 1978.

Para él, el procedimiento había sido "excesivamente largo" y contrario al artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (derecho a un juicio justo).

Los siete jueces del tribunal europeo declararon unánimemente su solicitud "inadmisible". Según dijeron hay pruebas de que estaba al tanto de que la investigación había sido archivada.

Oskar Gröning fue uno los últimos ex nazis en haber sido llevado ante los tribunales, más de 70 años después del final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Alrededor de 1,1 millones de personas, el 90% de ellos judíos, murieron en el campo de Auschwitz-Birkenau entre 1940 y 1945.

apz/meb/mar