Un tribunal decreta arresto domiciliario para la periodista rusa que criticó en directo la invasión

·1 min de lectura

Arresto domiciliario para la periodista rusa Marina Ovsiánnikova, conocida por haber criticado en directo, en la televisión pública (Canal 1), la invasión de Ucrania.

Se trata de la primera medida cautelar adoptada por el tribunal de Moscú que juzga a la informadora, acusada de haber "desacreditado" al Ejército ruso.

Durante la vista en el juzgado de distrito de Basmanny, la periodista ha mostrado un mensaje que decía: "Que los niños muertos (en el conflicto en Ucrania) les persigan en sus sueños".

Ovsiánnikova que fue detenida el miércoles en su casa, se enfrenta a una pena de hasta 10 años de prisión, tras la reforma del Código Penal ruso, adoptada tras el inicio de la invasión para frenar las críticas internas.