Tres bebés en una sola incubadora: esta foto en Afganistán vale más que mil palabras

·3 min de lectura

La imagen de tres bebés recién nacidos en el interior de una misma incubadora en el Hospital Infantil Indira Gandhi de Kabul es el mejor ejemplo del caos en el que se encuentra sumido el sistema sanitario de Afganistán desde que los talibanes regresaron al poder.

Tres bebés comparten una incubadora en la sala de nacidos prematuros del Hospital Infantil Indira Gandhi de Kabul. (Foto: Jorge Silva / Reuters).
Tres bebés comparten una incubadora en la sala de nacidos prematuros del Hospital Infantil Indira Gandhi de Kabul. (Foto: Jorge Silva / Reuters).

Numerosos médicos y enfermeros afganos comenzaron a huir del país asiático cuando los talibanes llegaron a la capital el 15 de agosto. Esta falta de personal, sumada a la crisis económica que se atraviesa en Afganistán, está provocando el colapso del sistema de salud.

En este hospital, el infantil más importante del país, cada enfermera tiene ahora que ocuparse de más de 20 bebés cuando antes lo hacía de tres o cuatro. Sus ojos reflejan el cansancio cuando meten a varios niños en una misma incubadora o adaptan camas para convertirlas en cunas pequeñas.

“Solo le pedimos al gobierno que aumente el personal”, dice a Reuters Marwa, jefa de enfermeras en la sala de recién nacidos. “Debido a los cambios, la mayoría de nuestros colegas abandonaron el país”.

Dos doctores trabajan en la sala de maternidad del hospital. (Foto: Jorge Silva / Reuters).
Dos doctores trabajan en la sala de maternidad del hospital. (Foto: Jorge Silva / Reuters).

En las salas de espera y el resto de instalaciones del centro aguardan numerosas madres con niños enfermos, que no pueden ser atendidos ante la falta de personal y el cansancio de los sanitarios. Arzoo es una de ellas. Ya perdió a un hijo por una enfermedad relacionada con la desnutrición y trata de salvar la vida de su pequeña Sofia, de ocho meses, que debe recibir un tratamiento. “Teníamos un tanque de agua en casa y lo vendimos para pagarlo”, cuenta. “Cuando en el hospital dan algo de comida, yo la reparto en casa para los niños”.

Varias mujeres aguardan en la unidad de cuidados intensivos. (Foto: Jorge Silva / Reuters).
Varias mujeres aguardan en la unidad de cuidados intensivos. (Foto: Jorge Silva / Reuters).

Pese al cansancio, los sanitarios tratan de atenderlos a todos. “Nos decimos que tenemos que hacer este trabajo. Si no lo hacemos, estos problemas se volverán mayores. Está siendo una gran pérdida para nosotros, para nuestra sociedad y para nuestro país”, comenta el doctor Saifullah Abassin.

El Hospital Infantil Indira Gandhi, que se construyó en 1985 durante la etapa soviética con ayuda económica de la India, tiene 360 camas, pero se encuentra muy por encima de su capacidad.

Una mujer se sienta al lado de una incubadora en la sala de bebés prematuros. (Foto: Jorge Silva / Reuters).
Una mujer se sienta al lado de una incubadora en la sala de bebés prematuros. (Foto: Jorge Silva / Reuters).

La situación podría ser peor de no ser porque el número de víctimas y heridos de guerra ha disminuido desde que las tropas estadounidenses dejaron el país el 1 de septiembre. En la actualidad, además de la falta de personal, el principal problema es la crisis económica.

Según Naciones Unidas, el 95% de la población de Afganistán no tiene suficiente para comer y la Organización Mundial de la Salud alertó del fin de las ayudas económicas.

Varias madres con sus hijos aguardan en una de las salas del Indira Gandhi. (Foto: Jorge Silva / Reuters).
Varias madres con sus hijos aguardan en una de las salas del Indira Gandhi. (Foto: Jorge Silva / Reuters).

El proyecto Sehatmandi, que preveía dotar con 600 millones de dólares del Banco Mundial al sistema de salud de Afganistán, está paralizado, lo que impide la compra de suministros y el pago de salarios a los profesionales. Muchos de ellos llevan meses sin cobrar.

Mohammad Latif Baher, subdirector del Indira Gandhi, dice que la única ayuda que han recibido es por parte de UNICEF, pero ha sido insuficiente. “Las organizaciones internacionales han prometido más apoyo. Y esperamos que cumplan sus promesas”, asegura.

EN VÍDEO | Desesperación total en el aeropuerto de Kabul para escapar de Afganistán ante la llegada de los talibanes

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente