Los travesías a Lanzarote y Fuerteventura dan un vuelco a la Ruta Canaria

·5 min de lectura

Las Palmas de Gran Canaria, 25 nov (EFE).- Si el año pasado el 70 % de las llegadas de inmigrantes a las islas se concentró en Gran Canaria, sobre todo por el aluvión de pateras desde Dajla que se vivió en octubre y noviembre, este 2021 el tráfico creciente de barcas y neumáticas por el trayecto más corto ha dado un vuelco a la Ruta Canaria y Fuerteventura y Lanzarote son ya las primeras receptoras.

De acuerdo con datos recopilados por Cruz Roja a los que ha tenido acceso Efe, hasta el pasado martes habían desembarcado en Lanzarote 4.632 inmigrantes y otros 4.620 lo habían hecho en Fuerteventura, lo que significa que las dos islas más cercanas a la costa de África suman el 46,9 % de las 19.683 llegadas totales.

La cifra acumulada entre las dos islas, 9.252, supera con creces la registrada en Gran Canaria, que ha recibido 7.929, el 40,2 %.

Por separado, Gran Canaria (y el puerto de Arguineguín en particular) sigue siendo la isla con mayor número de desembarcos, pero los números muestran un cambio apreciable en la Ruta Canaria: el peso de esta isla (final, sobre todo, de los trayectos con salida desde Dajla y desde Nuadibú) se ha reducido desde el 70,5 % al 40,2 %, mientras que el peso de Lanzarote y Fuerteventura se ha quintuplicado, al pasar del 9,9 % de 2020 al casi 47 % actual.

En paralelo, las llegadas a Tenerife se han desplomado desde el 15,7 % del año pasado (3.669 personas al término del ejercicio) al 6,0 % actual (1.184), y la proporción de inmigrantes rescatados en el entorno de El Hierro ha crecido del 3,2 % de 2020 (752) al 5,9 % de estos momentos (1.162), siempre según los datos de Cruz Roja.

Detrás de estos porcentajes hay varios cambios en la Ruta Canaria que se observan en la operativa diaria de Salvamento Marítimo:

- Las travesías desde Dajla, en el sur del Sahara, siguen fuertes, pero no tanto como en 2020, cuando se convirtieron en la principal vía de llegada de pateras a Canarias, sobre todo en octubre y noviembre, meses que movieron por sí solos más de la mitad de todo el tráfico del año en la Ruta Canaria. Lo nota Gran Canaria porque es el destino natural de las barcas que salen desde Dajla, desde donde el punto más cercano de Canarias es Maspalomas, a unos 450 kilómetros.

- El tráfico de cayucos desde Nuadibú y Nuakchot, que también suele terminar en Gran Canaria, no ha sido tan intenso como en 2020.

- La llegada de cayucos desde mucho más al sur, desde Senegal o Gambia, está muy por debajo de la que se vivió en el verano y otoño de 2020. Los cayucos que zarpan tan al sur afrontan travesías de más de 1.000 kilómetros y su punto de llegada más cercano en línea recta rumbo al norte está en el sur Tenerife. Las cifras de la isla lo reflejan: su peso en la Ruta Canaria ha caído a menos de la mitad.

- Los desembarcos en El Hierro se duplican: esta isla no es el destino natural de ninguna travesía, no es el punto más cercano de Canarias desde África sea cual sea el punto de partida. El Hierro representa la última oportunidad para quienes van a bordo de una patera: si siguen derivando hacia el oeste, les esperan miles de kilómetros de océano, casi sin tráfico marítimo. Una muerte segura. Varias oenegés vienen advirtiendo hace tiempo de que cada vez son más las pateras sin nadie a bordo que sepa realmente navegar o manejar una brújula o un GPS y, en consecuencia, más las que se pierden.

- Gana peso de forma muy notable la travesía más corta, la que abrió la Ruta Canaria en los años 90: los cruces desde Tarfaya (Marruecos) o El Aaiún (Sahara) hacia Lanzarote y Fuerteventura, de menos de 24 horas de navegación si todo va bien (entre 100 y 150 km). Pero, al mismo tiempo, este año han cobrado protagonismo en esas travesías las lanchas neumáticas, muy inseguras para trayectos en océano abierto, sobre todo si van sobrecargadas con 50 o 60 personas, como suele ocurrir. Ha habido días en los que Salvamento ha rescatado hasta cuatro por jornada y también se han reportado numerosos naufragios de zódiac que se desfondaron en ruta.

- La situación de la red de acogida también lo nota: aunque en este aspecto influyen varios factores más, como las devoluciones o la salida de inmigrantes hacia la península (que en el último trimestre de 2020 estuvo prácticamente bloqueada), los campamentos de Gran Canaria este año no experimentan saturación y mucho menos los de Tenerife, mientras que esos problemas sí los están teniendo los recursos de Lanzarote, Fuertenvetura y El Hierro, como acaba de advertir el Defensor del Pueblo saliente.

El siguiente cuadro resume, por islas, las llegadas de inmigrantes en el año, tanto en número absolutos como en porcentajes, según cifras de Cruz Roja. A 31/12/2020 y a 23/11/2021:

===============================================================

Isla 2021 % 2021 2020 % 2020

---------------------------------------------------------------

Gran Canaria 7.929 40,2 16.463 70,6

Lanzarote 4.632 23,5 909 3,9

Fuerteventura 4.620 23,4 1.394 5,9

Tenerife 1.184 6,0 3.669 15,7

El Hierro 1.162 5,9 752 3,2

La Gomera 156 0,8 111 0,4

La Palma 0 0,0 24 0,1

---------------------------------------------------------------

Total 19.683 100,0 23.322 100,0

================================================================

Nota: El recuento de inmigrantes atendidos por Cruz Roja en llegadas de pateras no coincide exactamente con la cifra que facilita el Ministerio del Interior, que no publica parciales por islas, pero se aproxima (23.322 reportó la ONG en 2020 frente a los 23.023 que figuran en la estadística oficial).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente