Los transportistas desconvocan el paro sectorial tras alcanzar 'in extremis' un acuerdo con el Gobierno

·4 min de lectura
El paro hubiera inmovilizado a casi medio millón de camioneros y otros transportistas (Photo: Europa Press News via Getty Images)
El paro hubiera inmovilizado a casi medio millón de camioneros y otros transportistas (Photo: Europa Press News via Getty Images)

No son pocos los que respiran tranquilos. La patronal de los transportistas ha cancelado los paros convocados para los próximos 20, 21 y 22 de diciembre tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno. El pacto se ha logrado in extremis, pasadas las 22:00 de este viernes y cuando quedaban apenas dos jornadas de margen para que el sector cortase toda su actividad.

Las negociaciones se han apurado hasta límites, pero comenzaron hace justo un mes y una semana, desde que, también por la noche, el Comité Nacional de Trasportistas por Carretera (CNTC) convocase el paro. Los avances se habían frenado en los últimos encuentros —en total ha habido seis— entre el Ministerio de Transporte y la patronal, pero este viernes, tras alrededor de diez horas reunidos ambos órganos, se ha alcanzado una solución que satisface a las partes.

Entre las reclamaciones de los camioneros, la compensación de las tarifas ante el incremento de costes como el combustible, la retirada de la llamada ‘euroviñeta’, un sistema de peajes internacional que grava a los vehículos más pesados, la prohibición de que el conductor hiciese labores de carga y descarga, la ampliación de áreas de descanso.

Las medidas

En su comunicado de desconvocatoria, el CNTC defiende que se han cerrado acuerdos en estos puntos hasta ahora polémicos. El pacto incluye la estabilización del precio del combustible en los contratos “sin posibilidad de pacto en contrario”, la suspensión de peajes al transporte pesado y la prohibición de que el conductor haga labores ajenas a su cometido.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha explicado en la Cadena SER que “había preocupación obviamente, hemos evitado unos días de cierto colapso que no eran deseables”. Así, ha apuntado que en los últimos días, en la cartera que dirige, habían recibido preguntas por la incertidumbre que generaba esta situación.

De primeras el paro ha quedado desconvocado y en los próximos días el ministerio preparará el nuevo texto que, como ya ha anunciado, no llegará al próximo Consejo de Ministros del martes. No obstante, Sánchez ha añadido que en la reunión “se dará cuenta del contenido y de las medidas que se ha negociado”. En Twitter ha rematado con “somos un Gobierno que dialoga y ha negociado medidas ambiciosas para beneficiar al sector y dar certidumbres a la ciudadanía”.

Este es el comunicado íntegro del CNTC:

En el día de hoy el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) ha
alcanzado un acuerdo con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), en el que destaca la prohibición de la participación del conductor en las operaciones de carga y descarga, reivindicación histórica del sector en beneficio de las condiciones laborales de sus trabajadores. También se ha conseguido reducir a la mitad los tiempos de espera, a partir de los cuales el transportista tendrá derecho a una indemnización, así como el trato a dispensar a los conductores en los centros de carga y descarga.

Igualmente se ha conseguido el compromiso de incorporar de forma imperativa en la Ley, la cláusula de estabilización del precio del gasóleo en los contratos de transporte, sin posibilidad de pacto en contrario. Otra reclamación que el sector lleva años persiguiendo para equilibrar las relaciones de los transportistas con los clientes.

Junto a estas medidas de enorme calado, se han logrado otros compromisos por parte del Ministerio, como no implantar peajes al transporte pesado sin el consenso del CNTC.

En cuanto al posible aumento de la capacidad de carga de los camiones, cualquier modificación se hará de forma progresiva y solo en determinadas especialidades del transporte, siempre con la participación del CNTC, medida adoptada en aras de la sostenibilidad y eficiencia y como manifestación del compromiso del sector del transporte con la mejora del medioambiente.

El paro, justo antes de Nochebuena suponía la suspensión laboral durante tres días de cerca de 450.000 trabajadores, los que conforman un sector que incluye 104.000 empresas y una flota de vehículos cercana a los 350.000. Esta acción reivindicativa llegaba en un momento de máxima actividad para sectores como la alimentación, la electrónica o los juguetes, entre regalos y encargos navideños.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente