Transnistria y sus peces con huevos de oro

·3 min de lectura

Los esturiones belugas albinos nadan en los estanques de una piscifactoría en esta explotación de Transnistria, región separatista de Moldavia, en la que todos esperan que las hembras estén dispuestas a dar su caviar dorado, un manjar extremadamente raro.

La empresa Aquatir de Tiraspol, capital de este territorio prorruso que se separó después de una guerra a principios de los años 1990 --aunque la comunidad internacional no lo reconoce-- ha previsto todo para el feliz acontecimiento que debe producirse el año próximo.

El caviar será embalado en recipientes de oro y vendido en subasta para satisfacer las papilas gustativas de los ricos de este mundo. El precio debería rondar los 17.000 euros (unos 20.000 dólares) por kilo.

"Hemos tenido mucha suerte", explica a la AFP Viorica Grimakovskaya, responsable comercial de la explotación.

Aquatir encontró por casualidad 20 belugas albinos --el esturión más raro del mundo-- en 2006, cuando la empresa se fundó y adquirió la primera camada. "Apenas eclosionados los trajimos aquí inmediatamente", continúa.

Después tuvieron que criarse, ya que estos peces tardan unos 15 años en madurar y producir caviar. La primera cosecha de sus huevos está prevista para 2022.

La empresa Aquatir ya produce una multitud de caviares negros gracias a la producción de sus 450 toneladas de esturiones rusos, sterlets y otros siberianos.

Venden siete toneladas al año de estos huevos de peces, en un precio que oscila entre 450 y 1.800 dólares por kilo.

El beluga, que no debe confundirse con el cetáceo de igual nombre, puede medir seis metros de largo y pesar una tonelada, lo que lo convierte en la especie de esturión más grande y más apreciada.

- Cosechar sin matar -

Los peces no son sacrificados durante la cosecha de sus huevos. Los empleados con sus delantales muestran la manipulación sobre una hembra: se comprime su vientre y se introduce un utensilio en el orificio de salida de los huevos, que brotan por millares.

La manipulación se repite en la siguiente temporada de reproducción, y así sucesivamente.

Con una oficina en Alemania, Aquatir exporta a todo el mundo, desde España a Indonesia, desde Israel a Estados Unidos, pasando por Suiza y Japón.

Un gran éxito para Transnistria, agujero negro legal en medio de Europa y durante mucho tiempo un lugar de tráficos diversos, que, desde hace casi 30 años, está bajo el control de un oscuro conglomerado llamado Sheriff.

Aquatir es una de sus propiedades. El grupo también es propietario del equipo de fútbol de Tiraspol, que acaba de derrotar al Real Madrid en la Liga de Campeones.

De hecho la piscifactoría, de 12 hectáreas, se encuentra a pocos cientos de metros del estadio del FC Sheriff.

El éxito de la empresa se basa en la creciente popularidad de los caviares de crìa, que ganó fuerza debido a una moratoria, decidida a principios de los años 2000, sobre la pesca del beluga en la región del Mar Caspio, ya que la especie está amenazada tras décadas de sobrepesca.

En la república separatista de Transnistria, donde el salario promedio es de unos 250 dólares al mes, pocos pueden permitirse comprar la producción, aunque sea local, de este producto de alta calidad.

"No es fácil vender caviar a los habitantes de Transnistria", precisa Grimakovskaya.

Pero para sus clientes extranjeros, la veta no se agotará y, sobre todo, el caviar dorado de los esturiones albinos debería imponerse como un maná precioso.

La esperanza de vida de los esturiones belugas puede superar los 100 años.

emg-rco/alf/gkg/mba/mab/zm/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente