Transneft tardará una semana en restablecer el suministro de crudo a Hungría

Moscú, 23 nov (EFE).- Hungría tardará una semana en recibir crudo ruso por el oleoducto Druzhba, parcialmente detenido desde hace tres días, mientras que se mantiene el bombeo hacia la República Checa y Eslovaquia, según informó este miércoles el presidente de la operadora rusa de oleoductos Transneft, Ígor Demin.

"El oleoducto está parcialmente detenido en Ucrania, según nos informan nuestros socios. El bombeo a Hungría lleva tres días suspendido de modo planificado y lo estará otra semana", comentó Demin a la agencia TASS, sin especificar a qué podría deberse esta suspensión.

A mediados de noviembre la operadora ucraniana Ukrtransnafta informó a Transneft de la suspensión del bombeo a Hungría debido a que los bombardeos rusos dañaron un transformador del oleoducto Druzhba.

Según Demin, "el bombeo en dirección a la República Checa y Eslovaquia desde Budkovce se mantiene" ya que cuentan con un almacén con reservas para varias jornadas.

"En estos momentos se mantiene el bombeo desde Bielorrusia en dirección a Ucrania. Si Ucrania no restablece el funcionamiento de los segmentos 'Nóvgorod-Volinski-Brodi' el bombeo se detendrá dentro de varias horas", advirtió.

Al igual que el pasado 15 de noviembre, Rusia llevó a cabo este miércoles un ataque masivo con misiles contra la infraestructura energética de Ucrania, que dejó sin electricidad una serie de ciudades ucranianas.

(c) Agencia EFE