Trabajar 2 o 3 días en remoto, la opción laboral preferida, según un informe

Agencia EFE
·3 min de lectura

Barcelona, 26 abr (EFE).- La opción de trabajar dos o tres días a la semana en remoto es la preferida por un 68 % de los empleados, según un informe elaborado por la escuela de negocios IESE y la consultora Savills Aguirre Newman, que señala que esos empleados rinden hasta un 19 % más durante esos días de teletrabajo.

Un 36 % de los participantes en este estudio se inclinan por adoptar el teletrabajo durante tres días a la semana y un 32 % por dos días a la semana, según el informe "Un lugar de trabajo sostenible: hacia un modelo remoto y presencial" que se ha dado a conocer este lunes.

Se trata de un análisis elaborado a partir de cuatro estudios que preguntaban a 3.450 trabajadores de 11 países, la mayoría de ellos de habla hispana, sobre sus experiencias con el teletrabajo.

Otra conclusión relevante del informe es que solo un 12 % de los empleados asegura que les gustaría trabajar siempre desde casa, que un 9 % querría teletrabajar cuatro días a la semana y que otro 4 % desearía trabajar todos los días en la oficina, unas respuestas en las que la edad del encuestado "no tiene un impacto significativo" en las preferencias.

El estudio, presentado este lunes por al profesora del IESE Mireia Las Heras y por la directiva de Savills Leyre Octavio de Toledo, combate seis mitos acerca del trabajo en remoto, como el de que todo el mundo quiere trabajar desde casa.

Que todo el mundo puede trabajar en remoto, que se rinde menos cuando se trabaja en remoto, que el teletrabajo dificulta la innovación, que no aporta nada reunirse en persona o bien que en la oficina se pierde mucho tiempo son otros mitos que combate dicho informe, que quiere ofrecer una visión equilibrada de los beneficios e inconvenientes del teletrabajo y el trabajo presencial.

Las Heras ha aclarado de entrada que el trabajo en remoto no se realiza solo desde casa, puesto que trabajar desde el hogar es solo unas de las posibilidades, ya que se puede trabajar desde un coworking, por ejemplo.

"Ni todo el mundo quiere teletrabajar, ni todo el tiempo", ha asegurado la profesora del IESE, quien ha añadido también a modo de conclusión: "Echamos de menos trabajar desde la oficina, pero no como antes".

La disminución del compromiso o de la cultura empresarial son algunos riesgos para una empresa con un 100 % del trabajo en remoto, ha añadido Las Heras, quien ha apuntado también que no todo el mundo puede trabajar a distancia.

Ni el trabajo remoto impide la innovación y la creatividad ni la oficina en sí misma lo fomenta, sostiene el informe, que cree que una combinación adecuada de presencia y trabajo en remoto ayuda a mejorar la creatividad hasta un 18 %.

Octavio de Toledo ha explicado que su consultora recibe preguntas de empresas acerca de cómo adaptar los espacios de trabajo a la nueva realidad creada por la pandemia, y ha asegurado que las grandes tecnológicas, que ya estaban a la cabeza en el trabajo en remoto, son el sector que más se pregunta cómo rediseñar sus oficinas.

Según este análisis, seguirán siendo importantes las reuniones presenciales, porque fomentan tanto las relaciones personales, la generación de intercambios de información y los afectos, y, al ser preguntados por qué tipo de reuniones se deberían hacer presenciales, los consultados las eligen para reuniones de venta, de innovación o de respuestas con colaboradores.

"Tendremos que reforzar las relaciones interpersonales y ese sentido de pertenencia, seguir fomentando las culturas empresariales fuertes, seguir creando espacios que se adecuen a las necesidades del nuevo entorno", ha concluido la profesora del IESE.

(c) Agencia EFE