Trabajadores de la EMT se concentran para exigir "negociación" al Consistorio

1 / 3
Una parada de autobús de la EMT delante del Ayuntamiento de Madrid, durante la jornada de huelga de 24 horas convocada para este martes por el comité de huelga de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que se está desarrollando con un cumplimiento del 100 % de los servicios mínimos, y está siendo secundada por entre el 95 % y el 100 % de la plantilla, según los sindicatos. EFE/Rodrigo Jiménez

Madrid, 3 dic (EFE).- Alrededor de quinientos trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), llamados este martes a una huelga de 24 horas, se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento de Madrid para pedir al Gobierno de José Luis Martínez-Almeida (PP) que se siente a "negociar" un calendario de contrataciones.

Con cánticos como 'Almeida, mentiroso' o villancicos reinventados para afear la falta de negociación al alcalde y al delegado de Medio Ambiente y Movilidad de la capital, Borja Carabante, los trabajadores de la EMT se han concentrado frente al Palacio de Cibeles, donde esta tarde terminará la manifestación convocada por el comité de huelga que saldrá de la sede del Consorcio regional de Transportes.

"No hubiéramos querido nunca llegar hasta aquí", ha explicado en declaraciones a los medios Elías Calderón, miembro del comité de huelga de la EMT y de Plataforma Sindical, rodeado de compañeros que han protestado con pitidos y sonoros petardos.

Ha denunciado que el comité lleva "intentando hablar" con el Ayuntamiento "desde septiembre", antes de la convocatoria de esta huelga que coincide con la celebración de la cumbre del clima (COP25) y que llega precedida de cuatro días de paros parciales durante el mes de noviembre.

"Después vinieron las convocatorias de huelga y lo único que hemos conseguido es que el día 28 bajase el gerente de la EMT -Alfonso Sánchez Vicente- a reunirse con nosotros pero no a negociar, simplemente a pedirnos que desconvocáramos la huelga", ha añadido.

Como derecho constitucional, la huelga "no tiene óbice" para "sentarse a negociar", ha dicho Calderón, que ha adelantado que, si no hay negociación previa, la EMT mantendrá los paros de dos horas por turno los días 10 (de 23:00 a 1:00) y el día 11 (de 5:30 a 7:30 y de 17:30 a 19:30) y una huelga de 24 horas el día 13.

"Creo que deberíamos negociar. No nos hemos encontrado nunca Ayuntamiento, de signo ninguno, que nos lleve a una huelga y esté permitiendo que los usuarios y usuarias de Madrid estén sufriendo una huelga de EMT sin siquiera intentar negociar, que no pedimos nada", ha sostenido Calderón.

Sobre la externalización de Naviluz, los autobuses navideños que ahora gestiona la unión temporal de empresas (UTE) que presta el servicio de City Tour, Calderón ha denunciado que "no ha habido ningún concurso" y que el proceso ha sido "muy oscuro".

El Consistorio argumentó que los autobuses de la EMT que se usaban para Naviluz eran muy contaminantes y que la empresa municipal tendría que haber comprado hasta 14 vehículos ecológicos por un coste de 9 millones, una "excusa" que Calderón también ha afeado.

"Estaría bien si antes no hubiese dicho que va a abrir Madrid Central en navidades. Si va a abrir Madrid Central en navidades, los autobuses de la EMT que iban a dar ese servicio también lo podrían haber hecho", ha argumentado, al tiempo que ha calificado el caso Naviluz como la "primera privatización que se hace de un servicio de la EMT" con este el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos.

En este sentido, la siguiente "preocupación" de la empresa municipal es el servicio especial que suplirá el cierre de la línea 4 de Metro de Madrid a partir del 11 de enero.

Se trata, dice Calderón, de un servicio especial que "históricamente siempre se ha dado en la EMT porque son unos ingresos extra que nos vienen muy bien" ya que sus presupuestos tienen "pérdidas", ha incidido.

El Ayuntamiento de Madrid ha contratado a 90 conductores para ese servicio, aunque Calderón ha cifrado en 110 los que serían necesarios para garantizar su buen funcionamiento, y ha asegurado que aún no se han incorporado a la empresa, en la que primero tienen que formarse durante un mes.

"O los llaman ya o no vamos a tener personal para hacerlo (el servicio especial). Nuestro temor es que al no tener personal para hacerlo lo privaticen", ha abundado.

Fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad han precisado a Efe que los 90 conductores ya están en formación.