Tour de Francia: Matthews gana la etapa 14, Pogacar lanza ataques sin éxito contra Vingegaard

·4 min de lectura
© Anne-Christine Poujoulat, AFP

El australiano venció en la cima de Mende luego de una aceleración fulminante contra el italiano Andrea Bettiol en el último kilómetro. Nuevamente la carrera fue para una fuga que se fragmentó a lo largo del trayecto, con gran actuación de Rigoberto Urán y Daniel Martínez. En la lucha por el maillot amarillo, Tadej Pogacar lanzó diversos ataques contra Jonas Vingegaard, pero no pudo picarle segundos; el pelotón, que incluyó a Nairo Quintana, estuvo marcado por el ritmo de los Jumbo-Visma.

Este sábado 16 de julio se llevó a cabo la 14° etapa del Tour de Francia, la cual unió los trayectos entre Saint-Étienne y Mende (192,5 kilómetros), un circuito de media montaña, pero que contó con una llegada empinada y desgastante.

En ese escenario, Michael Matthews se mostró sólido para imponerse con una victoria incontestable. Siendo uno de los protagonistas de la fuga del inicio y disparando a la escapada a media carrera, el australiano respondió de buena forma a un ataque en subida del italiano Andreas Bettiol.

El ciclista del BikeExchange remató con un sprint, su especialidad, para adjudicarse el cuarto triunfo de su trayectoria en la ronda gala. Cruzó la meta 15 segundos antes que Bettiol y 34 por delante del francés Thibaut Pinot.

Emocionado por volver a terminar en primer lugar de una etapa del Tour de Francia tras cinco años, el oceánico catalogó su historia como "una montaña rusa". "¿Cuántas veces he caído y me he tenido que levantar? En todos esos momentos difíciles mi mujer y mi hija han creído en mí", contó.

Además, detalló una charla telefónica que tuvo con su esposa, quien le dijo que debía comportarse "como un verdadero jugador" para no volver a dejar escapar la ocasión de ganar, como le sucedió el viernes. "Esta es la recompensa de todos los sacrificios", agregó.

"Hoy era la última oportunidad. Firmé dos segundos puestos en Longwy batido por Pogacar y en Lausana por Van Aert. Ahora tenía que atacar de lejos y eso ha funcionado", explicó. "Creo que he dado un buen espectáculo", cerró.

La lucha por el maillot amarillo se desarrolló varios kilómetros atrás –los favoritos arribaron 12 minutos después– más allá de que, en un momento, el sudafricano Louis Meintjes amenazó con arrebatar el primer lugar de la general desde la fuga y obligó al pelotón a elevar el ritmo. Finalmente, el africano quedó a más de cuatro minutos de Jonas Vingegaard.

Desde el principio, Tadej Pogacar emprendió sus ataques contra el danés para amenazarlo, pero este respondió de buena manera. En tanto que el pelotón de los favoritos estuvo marcado por el ritmo del equipo Jumbo-Visma, subrayando una nueva participación colaborativa de Wout van Aert, quien hizo el trabajo más desgastante.

Ya en la subida del Mende, el esloveno buscó otro impulso para recortar la diferencia, pero Vingegaard pudo aguantarlo sin inconvenientes, siendo el único corredor en seguir la persecución del joven del UAE Emirates.

"Ha hecho buenos ataques, pero lo esperaba. He podido seguirle y eso me da mucha confianza. No ha sido fácil, nunca lo es a este nivel, pero estoy contento de haber resistido", expresó el dueño del maillot amarillo.

Por su parte, Van Aert consideró "normales" los prematuros ataques de Pogacar y subrayó que los obliga a "estar todo el día delante". "Es uno de los corredores más fuertes del pelotón y nos obliga a estar arriba todo el día", dijo.

En tanto que Pogacar aseguró que esta jornada dejó aspectos positivos pensando en la última semana del Tour de Francia. "Mis piernas estaban fuertes y mis compañeros trabajaron duro. Estos factores me llenan de confianza para ser proactivo durante lo que queda de Tour", remarcó.

También describió que la estrategia del día era "estresar" a Vingegaard y al Jumbo-Visma; en tanto hizo hincapié en que llevar el maillot amarillo supone más presión "porque obliga a defender más que a atacar". "Mientras ellos controlan el pelotón, nosotros podemos economizar fuerzas para planificar futuros ataques", sintetizó.

Urán y Martínez a la fuga, Quintana al pelotón

El trío colombiano volvió a redondear una interesante actuación en el Tour de Francia luego de que las recientes etapas fueran extremadamente duras para Rigoberto Urán y Daniel Martínez. Este sábado, ambos estuvieron en la numerosa fuga.

Si bien no pudieron perseguir a Michael Matthews en su escapada, los latinoamericanos concretaron una buena jornada en Mende. Urán fue 11°, a 1:17’’ del australiano; mientras que Martínez terminó 17, a más de cuatro minutos.

Su buen día se reflejó en una escalada en la clasificación general. Urán pasó del puesto 40º al 28º y Martínez del 53º al 42º.

Nairo Quintana estuvo otra vez en el pelotón de favoritos durante toda la carrera, pero quedó rezagado en el tramo final por los ataques de Pogacar y la respuesta de Vingegaard. Llegó 27° a casi trece minutos del ganador de etapa. En la general persiste en el sexto escalón.

"Ha sido una etapa complicada. Vingegaard y Pogacar se desgastan entre ellos y se trata de que al resto no nos saquen demasiado. Tengo que llegar con mi grupo, tirar de la experiencia, buscar mis opciones y defenderme", explicó. Además, afirmó que la juventud del danés y el esloveno les permite lanzarse sin pensar "en qué puede pasar mañana", pero a él le toca "regular esfuerzos".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente