Tour de Francia: Laporte se impone al sprint en la etapa 19 y corta la sequía local

·4 min de lectura
© AFP, Marco Bertorello

El pedalista del Jumbo-Visma sorprendió en el último kilómetro y llegó en solitario en Cahors para conquistar su primera victoria en grandes vueltas e interrumpir la mala racha de ciclistas franceses en el Tour. Es la quinta victoria de la escuadra en esta edición, la segunda de manera consecutiva. En la lucha por el maillot amarillo, tanto Vingegaard como Pogacar permanecieron en el pelotón durante todo el recorrido. Quintana mantiene la quinta colocación.

El Tour de Francia 2022 cada vez tiene más sólida la supremacía del Jumbo-Visma y sus corredores. Además de liderar la tabla por equipos, poseer los maillots amarillo y de montaña con Jonas Vingegaard y el verde con Wout van Aert –ambos además ganaron dos etapas cada uno-, esta vez fue el turno del francés Christophe Laporte de vencer en un tramo.

El oriundo de La Seyne-sur-Mer se quedó con el trayecto llano de 188,5 kilómetros, que largó desde Castelnau-Magnoac y arribó en Cahors, gracias a un ataque desde el pelotón en el último kilómetro que sorprendió a los sprinters.

Laporte, hasta el momento de destacada labor como gregario, logró su primera victoria en torneos grandes y cortó una sequía de Francia de 38 etapas sin ganadores en su Tour. La última había sido de Julian Alaphilippe en la carrera inaugural de la edición de 2021.

Gracias a un frenético sprint, el pedalista galo dejó en el camino al velocista Jasper Phillipsen, a Alberto Dainese y a su compatriota Florian Sénéchal, quienes se estaban disputando el triunfo en los 1000 metros finales.

Cruzando la meta en soledad y con relativa comodidad, Laporte se anotó su laurel más importante de su carrera en una jornada mucho menos furiosa que la de alta montaña del jueves, donde hubo un desgaste profundo de los favoritos.

“Es difícil darse cuenta de lo que acabo de conseguir”, fueron las palabras iniciales del francés, visiblemente emocionado por su estreno en el palmarés de la ‘grande boucle’. Admitió estar “super feliz” y agradeció a su equipo.

“Ellos confiaban en mí y Van Aert me dijo que esta etapa era para mí”, contó en Cahors. En tanto que explicó que ganar este viernes no era un objetivo trazado por Jumbo-Visma, pero detectaron la oportunidad y la aprovecharon.

“Teníamos el objetivo de asegurar el amarillo de Vingegaard, pero a tres kilómetros de la meta el equipo decidió luchar por la etapa”, remarcó. “A 1,5 km me adelanté, me puse al frente y vi la oportunidad de ganar. Todo salió bien, siento algo increíble”, cerró.

El liderato de Vingegaard en la general no corrió peligro. Pogacar apenas atacó una vez para romper la monotonía del pelotón, pero rápidamente fue neutralizado por Van Aert. Ambos cruzaron la meta en la llegada masiva, a un segundo de Laporte.

Con 3:26 minutos de ventaja, la contrarreloj del sábado es el último escollo de riesgo para el danés, aunque la distancia con el esloveno parece ser excesiva para remontarla en una crono de 40 kilómetros.

“Siempre doy el máximo y espero hacer un buen tiempo, pero no correré el máximo riesgo en las curvas. Lo haré lo mejor posible sin correr riesgos, el objetivo es llevar el maillot amarillo a París”, apuntó.

Respecto a la participación del Jumbo, la calificó como “increíble”, destacó la tenencia de tres maillots y de los cinco tramos conquistados. “Espero que mañana logremos otra”, dijo.

Para el sábado candidateó a Van Aert como “uno de los favoritos” por estar “en una buena condición” y ser “uno de los mejores contrarrelojistas del mundo”.

Por su parte, Pogacar relató que ya gastó mucha energía, pero buscará quedarse con la penúltima jornada. “He vivido un Tour muy duro y la contrarreloj es difícil. No sé de lo que seré capaz, pero lo voy a dar todo”, sintetizó.

Nairo Quintana retiene el quinto puesto

A dos etapas del final del Tour de Francia, el boyacense tuvo una buena actuación en Cahors, donde no dio resquicios para que lo superaran y tampoco pudo acortar diferencia a los que disputan el último lugar del podio.

A seis segundos de Laporte, el ciclista de Arkea llegó en el mismo pelotón que Louis Meintjes (a quien supera por ocho segundos en la general), Geraint Thomas (tercero por más de cinco minutos) y David Gaudu (cuarto a 150 segundos).

El colombiano expresó que está muy cansado por el desgaste diario. “En este Tour de Francia solamente hubo tres días tranquilos, los de descanso”, afirmó. “Hoy casi hubo 50 kilómetros por hora como media, fue un día muy rápido, hubo viento de lado”, enumeró.

Para mañana sábado dijo que está “castigado”, pero vaticinó una “buena crono”.

“Tengo que recuperarme bien y mañana con todo desde la salida hasta la llegada”, concluyó el cafetero.

Por su parte, Rigoberto Urán llegó 102°, a casi cuatro minutos del ganador, y Daniel Martínez lo hizo 125°, a 9:31’’. En la general se ubican en el 26° y 30° escalón, respectivamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente