El negocio de las pelis "subidas de tono" de Tosca, la hermana pequeña de Elon Musk

Elon Musk, ahora en boca de todos por la debacle de Twitter tras su compra, no es el único empresario de la familia. Su hermana menor, Tosca, es una emprendedora amante del cine que hace unos años logró poner en marcha un negocio en el que ha volcado su pasión por las historías románticas. Se llama Passionflix y es una plataforma cuyo contenido se centra en eso: en películas románticas con distintos grados de picardía.

Tosca Musk, CEO de Passionflix y hermana de Elon Musk, presentó hace poco más de un mes la última película producida por su plataforma, Torn. (Foto: Paras Griffin/Getty Images for Passionflix )
Tosca Musk, CEO de Passionflix y hermana de Elon Musk, presentó hace poco más de un mes la última película producida por su plataforma, Torn. (Foto: Paras Griffin/Getty Images for Passionflix )

Tosca Musk prefiere no hablar mucho de su hermano mayor y, cuando en una entrevista con CNN le preguntan por la compra de Twitter, responde que sin comentarios. También cuenta que le pide los consejos justos y que el CEO de Tesla y SpaceX no es de los que los dan si no se le han solicitado antes. Ella, a sus 48 años, puede disfrutar de haber hecho de su pasión su trabajo. Hace cinco años puso en marcha Passionflix, una plataforma de streaming especializada en películas románticas. Algunas de ellas algo subidas de tono, pero, avisa su fundadora, sin llegar a poder ser consideradas como contenido para adulto.

En la mencionada entrevista con CNN explicaba que “Passionflix se enfoca en adaptar novelas románticas exactamente como el fan y el autor las imaginan. Nos enfocamos en la conexión, la comunicación y el compromiso, y eliminamos la vergüenza de la sexualidad, específicamente para las mujeres, porque les permite reconocer y pedir placer”.

Lo que hacen es adaptar novelas románticas. Pero como su producción no es suficientemente voluminosa para poder nutrir una plataforma de streaming, también adquieren los derechos de otras. No hay número de suscriptores, que reciben el nombre de ‘’passionistas’, pero Musk habla de seis cifras. El coste de la plataforma es de 5,99 dólares al mes (5,85 euros) y está disponible, según indican en El Economista, en 150 países con subtítulos en nueve idiomas.

La películas están catalogadas siguiendo un ‘barómetro de picardía’ y cuenta con cinco categorías: Oh So Vanilla, Mildly Titillating, Passion & Romance, Toe Curling Yumminess y NSFW (Not Safe for Work).

Tosca Musk, que estudió cine en la Universidad de Columbia Británica de Vancouver, dirige algunas de las películas. De hecho, lleva dirigiendo desde que tenía 20 años. Antes de fundar Passionflix junto a Joany Kane, también había producido películas para los canales Lifetime y Hallmark. Los comienzos de esta nueva plataforma, cuenta, no fueron sencillos. No encontraban la financiación necesaria para ponerla en marcha.

Su primera película fue Hollywood Dirt, basada en la novela de Alessandra Torre. El argumento era el de una mujer del sur de Estados Unidos que iniciaba un romance con un actor de Holywood de visita en el pueblo para rodar una de sus películas. El tráiler lo enseñaron, según recuerda CNN, en una convención de novelas románticas en mayo de 2017 y unas 4.000 personas les compraron la propuesta de pagar 100 dólares por adelantado a cambio de dos años des suscripción y figurar como fundadores de Passionflix.

Después de Hollywood Dirt han venido otras dos docenas de largos y cortos. La última, Torn, presentada hace poco más de un mes. Aún así, sus números siguen siendo secretos y la plantilla se reduce a siete personas.

Más historias que te pueden interesar:

EN VÍDEO | Estados Unidos | Empeora la crisis de Twitter con el abandono de cientos de empleados