Torres asume que habrá fracasado si Canarias sigue a la cola social en 2023

1 / 2
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, asume en una entrevista con Efe que habrá fracasado si dentro de tres años y medio las islas siguen en el último puesto del país en los principales indicadores sociales, porque, "indudablemente", dice, no puede devolver cuando termine su mandato una comunidad como la que recibió tras 26 años de CC. EFE/Elvira Urquijo A.

Las Palmas de Gran Canaria, 7 feb (EFE).- El presidente de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres, asume que habrá fracasado si dentro de tres años y medio las islas siguen en el último puesto del país en los principales indicadores sociales, porque, "indudablemente", dice, no puede devolver cuando termine su mandato una comunidad como la que recibió tras 26 años de CC.

En una entrevista con Efe, Torres repasa el estado del pacto de gobierno que mantienen PSOE, Nueva Canarias, Podemos y la Agrupación Socialista Gomera y valora las críticas que compañeros suyos del PSOE han planteado a apuestas claves de Pedro Sánchez, como el diálogo con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) o la nueva subida del salario mínimo interprofesional.

Respecto a la convivencia política en el cuatripartito autonómico, sostiene Torres que "eso que parece difícil, no lo es si las fuerzas políticas comparten una ideología similar" y en este caso "las cuatro somos fuerzas de izquierda progresistas, con los matices de cada una", lo que ayuda a que los problemas se solventen de forma más fácil.

Indica Torres que aún no tiene fecha para reunirse con Pedro Sánchez pero sabe que será pronto porque el presidente español va a ir a las comunidades autónomas, lo cual es un acierto ya que "es bueno que conozca la realidad distinta que tienen las distintas regiones".

En cuanto a si le preocupa que el Gobierno dependa de ERC y la cuestión catalana, responde el presidente canario que lo que le inquieta "es que no tengamos presupuesto, que volvamos a la inestabilidad, que tengamos que ir a votar de nuevo" porque no se pongan de acuerdo los partidos que han apoyado a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

"No me inquieta que ERC haga peticiones porque me consta, se y estoy seguro de ello, que el PSOE nunca aceptaría ninguna condición que esté fuera de la Constitución o de la legalidad, tanto española como internacional", explica.

Al respecto, advierte de que Esquerra Republicana u otros partidos pueden decir lo que deseen pero si la otra parte no lo acepta, no tendrá recorrido y si eso supone retirar el apoyo y no aprobar los presupuestos, ERC tendrá que analizarlo, porque sería un error volver a las urnas.