Una tormenta de arena engulle una ciudad rusa en pocos minutos

Una tormenta de arena insólita ha barrido esta semana la ciudad rusa de Astracán, ubicada al sur del país. El fenómeno ha dejado imágenes apocalípticas en las que aparece una gran masa de polvo avanzando hacia los edificios y que acaba engullendo en pocos minutos.

Así se puede apreciar en los vídeos compartidos por los habitantes de la localidad que también muestran las calles teñidas de un color anaranjado fruto de la mezcla entre la luz del sol y la alta concentración de partículas en suspensión procedentes de las estepas del norte del Cáucaso.

Las autoridades rusas han explicado que el detonante de este extraño fenómeno han sido los fuertes vientos en combinación con un frente frío que ha azotado esta región. Según el Ministerio de Situaciones de Emergencia regional, las rachas de aire habrían superado los 25 metros por segundo.

El suceso pilló desprevenidos a muchos de los habitantes de Astracán, que aseguraron que era la primer vez que observaban un acontecimiento de estas características en la zona.

La tormenta ha provocado numerosos daños materiales. Entre los destrozos se encuentran el derribo de tendidos eléctricos, árboles y mobiliario urbano. Afortunadamente, no ha habido que lamentar víctimas mortales pero sí algunos heridos por el impacto de objetos arrastrados por el viento.

Es el caso de una adolescente que fue alcanzada por los escombros de un balcón que se desprendió de la fachada y de una niña de 10 años que quedó atrapada bajo un árbol en un municipio próximo a Astracán. Las dos fueron trasladadas al hospital para recuperarse de las lesiones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente