Tony Kamo... cuando la hipnosis ya no es tan rentable como antes

Por años, al menos en México, el español Tony Kamo deslumbraba en sus apariciones en programas televisivos y presentaciones personales gracias a sus shows de supuesta hipnosis, donde gente del público y hasta famosos se mostraban en aparente trance y haciendo actos inusuales para el entretenimiento de otros. Sin embargo, y quizá a raíz de algunos escándalos, pareciera que tuvo que diversificar su oferta para continuar vigente.

En la actualidad, el trabajo de este español incluye impartir seminarios para dejar de fumar, controlar el estrés o hasta bajar de peso, utilizando lo que él llama un “método de sugestión progresiva, basado en principios cognitivos-conductuales conformando un programa multicomponente con técnicas de relajación, sugestión, programación, anclajes e impacto emocional. Es una técnica muy eficaz, en una sola sesión, sin parches, sin pastillas, sin chicles”.

También realiza algunas cápsulas para Imagen Televisión, donde graba segmentos cortos sobre mejorar la actitud o hasta de cómo hablar de un problema con los hijos, en los que menciona obviedades como “Expresa tu punto de vista” o “Busquen juntos un punto de acuerdo”.

Su trayectoria y las acusaciones

“Tony Kamo ha dedicado su actividad profesional desde el año 1982, a la práctica y docencia de diferentes tipos de técnicas terapéuticas. Desde entonces, su mayor dedicación ha sido destinada al desarrollo de la hipnosis clínica”, se lee en la página web del español.

Desde entonces, Kamo ha aparecido en diversos programas televisivos para hablar de la hipnosis y demostrar lo que supuestamente se podía hacer con ella. “Empecé casi casi de broma, porque fui quitando algunos dolores a las personas. Empecé a hacerlo varias veces y luego continué con los animales”, declaró en 2002.

También te puede interesar: Lupita Sandoval habla de los excesos en ‘Cachún cachún ra rá’

Sin embargo, desde entonces, la veracidad de sus presentaciones solía ser cuestionada. En primera, el español hacía estos números mayoritariamente en programas de variedades y espectáculos (‘Otro rollo’, ‘Siempre en domingo’, ‘Sábado gigante’, ‘Hoy’), lo cual de entrada quizá ya le restaba cierto grado de seriedad.

En segunda, las personas que elegía para ‘hipnotizar’, sin importar si se trataba o no de una persona famosa, solían ser exhibidas y hasta ridiculizadas para divertimento del público. Cuando no les pedía cantar o bailar, los hacía comer cebollas imaginando que eran manzanas.

En tercera, Kamo se ha prestado al negocio que representan los libros de superación personal, con títulos como ‘Siempre se puede’ o ‘Los diez escalones hacia la felicidad’, entre otros, en los que también habla de hipnosis. “Para su difusión, a empleado [sic] casi todos los medios posibles, esto es, cursos, audiovisuales, obras literarias etc. Que han ayudado de manera altamente eficaz a la promoción de este tipo de técnica terapéutica”, se lee en su sitio oficial.

Y en cuarto lugar, la hipnosis clínica es un recurso que sí existe y se utiliza dentro del psicoanálisis. De hecho, los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) han hablado del tema y sugerido algunos de sus beneficios. “¿Ha visto a alguien sometido a hipnosis? Es posible que los hayan puesto en trance y se les haya dicho que hagan cosas tontas. Sin embargo, la hipnosis puede utilizarse para algo más que un espectáculo. También se está estudiando para tratar ciertas condiciones de salud”, señalan.

De esta manera, Kamo siempre se ha mostrado más como un showman que como un hipnotista serio. Incluso, en 2011, el español cayó quizá aún más bajo y participó como concursante en la versión argentina del reality show ‘Bailando por un sueño’ y después en ‘Baila conmigo’ de Paraguay, donde hizo shows de hipnosis y se le vio en la pista bailando desde reguetón hasta un número en el tubo.

“Voy a contar hasta tres, y cuando despiertes…”

Su carrera no ha escapado de los escándalos y acusaciones de fraude. En septiembre pasado Graciela Alfano, conductora y actriz argentina, compartió lo que vivió junto a Tony en 2011, cuando ella fue jurado en ‘Bailando por un sueño’, mientras Kamo era concursante y aprovechaba su participación para hacer números de hipnosis con gente del público y famosos como ella.

También te puede interesar: Conductora reconoce que simuló ser hipnotizada por Tony Kamo

“Cuando esa persona me durmió, me dijo que me iba a dormir. Yo, que era funcional al show, me hice la dormida... Y sí, era todo mentira”, declaró en su programa ‘Los ángeles de la mañana’.

En lo anterior coincidió la actriz y presentadora chilena ‘Tití’ García Huidobro, cuando en los noventa participó en el programa ‘Viva el lunes’ y fue supuestamente hipnotizada por Tony Kamo, quien había sido invitado a la emisión. Pero en 2010, reconoció el fraude:

“A mí no me hipnotizó. A mí, cuando me llamaron de la producción, me dijeron ‘Te va a hipnotizar Tony Kamo, ¿estás de acuerdo?’, yo dije ‘Perfecto, no hay problema’. Hay una pre hipnosis, pero él no lo logró conmigo, no sé si yo estaba muy nerviosa. Cinco minutos después trató de hacerlo nuevamente y tampoco lo logró. En un programa en vivo, uno sabe que hay pautas y un montón de cosas a seguir. Entonces, se me acercó el manager y me dijo: ‘Titi, no pudimos. Sigamos el juego’”.

A esta acusación se sumó la del periodista chileno Carlos Pinto, quien estuvo presente junto a la española Chábeli Iglesias durante una presentación de Tony en un programa en los noventa, y en la que la hija de Julio Iglesias habría sido ‘hipnotizada’ por Kamo.

“Chábeli cayó. Tony le dijo ‘Ahora te llamas Dorotea […] y vas a dejar de hablar el idioma español’ […] Después le dijo ‘Ahora estás sentada sobre alfileres’ y entonces ella se levantaba; luego le dijo ‘Ahora estás placentera’ y la dejó agachada. Kamó pasó con el otro entrevistado, y entonces se voltea la Chábeli y me dice ‘¿Cómo lo estoy haciendo?’”, declaró Pinto en 2019.

Y agregó: “Me dio rabia. Yo no fui compinche de él. Y ya en la noche, en la cena con los invitados, me tocó estar de frente con Chábeli. Y yo muy molesto, le dije ‘¿Por qué lo hiciste? ¿Por qué te prestaste para esto?’. Y ella dijo: ‘Él es español como yo, por qué no ayudarlo’. Todo es un show”.

Kamo ha negado las acusaciones, pero sí reconoce que el negocio de hacer lo que hacía ya no le resulta tan rentable. “Llevo 32 años haciendo hipnosis y nunca dejaré de hacerlo, pero antes, mientras hacía 100 shows, daba un seminario. Ahora es al revés. Y eso es lo que la gente necesita, lo que piden”, declaró en 2013.

Así que ahora, Tony Kamo es más seminarista que mentalista. Pero con tantos años dedicándose a poner a famosos y no famosos a hacer show televisivo, aunado a las acusaciones, es innegable que habría afectado la percepción pública que se tiene sobre la hipnosis, que es una estrategia de intervención utilizada en el psicoanálisis, la cual puede ser efectiva e, incluso, fue practicada por Sigmund Freud.

@braham_MV