Toño Sanchís vuelve a escena de la peor manera posible

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - APRIL 21:  Tono Sanchis is seen at the Spanish Copa del Rey Final match between Barcelona and Sevilla at Wanda Metropolitano  on April 21, 2018 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
El exmanager de Belén Esteban es noticia por un tweet gordofobico contra Miguel Marcos (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

El que fuera manager de Belén Esteban le debe su fama a la de Paracuellos pero, desde que la ex de Jesulín le denunció por estafarle un dineral y la justicia le diera la razón, Toño Sanchís se esfumó del panorama mediático.

Toño estuvo tiempo trabajando en ‘El Programa de Ana Rosa’ y negando la mayor, pero la escena de él y su esposa Lorena teniendo que marcharse de su casa porque la vivienda pasaba a ser propiedad de Belén Esteban, sentenció el culebrón.

Se habló del asunto durante semanas y es que no era para menos, de hecho, se dijo que Toño había negociado económicamente el funeral de Belén cuando ella tenía problemas de adicciones a las drogas y, paralelamente, Esteban confiaba en su manager como si fuera de la familia.

Ahora que los medios se habían olvidado por completo de semejante personaje, Toño vuelve a ser noticia de la peor manera, por un ataque gordofóbico al marido de Belén, a raíz de una portada que ha sacado al mercado una revista del corazón con motivo del 48 cumpleaños de la colaboradora de ‘Sálvame’.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Con el titular ‘La gran fiesta de Belén’, la revista ‘Lecturas’ sacaba en portada una imagen de la rubia pletórica y sonriente junto a su pareja, Miguel Marcos. Es cierto que Miguel ha cogido peso desde sus últimas apariciones (no voluntarias dado que es muy reservado) en la prensa, pues bien, Toño Sanchís ha aprovechado para mofarse de su tamaño del modo más mezquino.

Desde su cuenta de Twitter, Toño ha escrito: “Ahora sé quién se come el salmorejo y las patatas fritas” y ha usado el hashtag “PagaFantas” para definir al novio de Belén, colgando junto a su desagradable comentario la portada de la revista.

Sanchís perdió el norte hace tiempo y es que de ser bienvenido en el imperio de Mediaset y de estar montado en el euro gracias a Belén Esteban, pasó a quedarse sin varios clientes a raíz del escándalo económico y a que se le cerrasen las puertas de esa televisión que él tanto amaba.

Ahora no le queda otra que montar numeritos en redes sociales para que se siga hablando de su ya denostada figura y, en este caso, ha vuelto a retratar su falta de empatía y de calidad humana haciendo body shaming a un chico que, aunque sea pareja de Belén, no es personaje público porque así lo ha decidido.

Miguel no vive del cuento ni del show mediático, es conductor de ambulancia y prefiere pasar desapercibido ante la presencia de periodistas, de hecho, si fuera por él, seguiría siendo anónimo. Además, aunque quisiera ser famoso (que ya digo que no es el caso), ¿qué derecho tiene Toño a meterse con su físico? ¿Cuándo nos vamos a cansar de criticar u opinar sobre cuerpos ajenos? Es vergonzoso.

El chiste fácil del “salmorejo y las patatas fritas” va con dardo envenenado hacia Belén que ha lanzado al mercado estos productos alimentarios y han pasado sin pena ni gloria a nivel de ventas.

Lo único bueno de este turbio tweet de Toño es el rechazo general (quitando a algún usuario igual de básico que él) que ha causado y es que muchos comentarios le achacan que le robó dinero a Belén y que no se debe meter con el físico ni el peso de nadie, cosa que parece de lógica pero que en según qué clase de persona, parece que no terminan de comprender.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente