Toñi Moreno logra lo que Jorge Javier Vázquez no consiguió en 'Secret Story'

·8 min de lectura

Lo que son las cosas. Hasta hace relativamente poco se nos hacía difícil imaginar a Toñi Moreno y un reality de anónimos en el prime time de Telecinco. Y mucho menos con ambos de la mano. Pues así es Mediaset, tan innovadora como imprevisible. La decisión finalmente se materializó y este domingo la conductora hizo su debut en Secret Story. Como suele ocurrir en estos casos de estrenos y caras nuevas, todas las miradas estaban puestas en ella. Sus predecesores y expertos en la materia, Jorge Javier Vázquez y Carlos Sobera, habían dejado el pabellón muy alto, así que las expectativas se multiplicaron.

Sorpresas de la vida, Toñi dio una gran lección al lograr algo que sus compañeros, al menos en mi opinión, no han sido capaces de alcanzar hasta ahora.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Llevábamos años pidiendo un Gran Hermano de anónimos y nuestros deseos se cumplieron. Aunque bajo el nombre de Secret Story, la cadena de Paolo Vasile por fin pasó por el aro y decidió arriesgarse con este formato que tantos buenos momentos y caras televisivas le ha dado. Colaboradores e incluso conductores estrella de la cadena hoy en día salieron de la telerrealidad. Véanse Kiko Hernández o Nagore Robles, por citar algunos. El pasado jueves finalmente llegó a la pequeña pantalla el reality con el que los locos por este formato tanto soñábamos. Aterrizó con sorpresas maravillosas, golpes inesperados y caras nuevas, al menos en este tipo de programas, como la de Toñi Moreno. El domingo le tocó lucirse y ponerse ante el gran jurado, el más exigente de todos: el público.

Las reacciones fueron casi inmediatas. Desde su salida a plató y en apenas unos minutos, Twitter ya era un comidero de comentarios sobre la puesta en escena de la andaluza. Ya sabemos que las comparaciones son odiosas, pero también inevitables en estos casos. Toñi venía a ocupar un puesto que en otros momentos tuvo el respetado periodista Jordi González y también sus actuales colegas de programa, Sandra Barneda y Sobera. Y de alguna manera, aunque sin ser la presentadora oficial, también se medía a la hora de conducir un reality con el rey de la casa, Jorge Javier.

¿Qué cómo lo hizo? Pues coincido con la conclusión general de la audiencia, que suele tener casi siempre la razón. Toñi lo bordó. ¿Por qué? Porque fue ella misma, sin trampa ni cartón. Porque no intentó imitar a nadie y fue fiel a su estilo para aportar más y mejor. A diferencia de sus camaradas Carlos y Jorge Javier, la que fuera presentadora de Viva la vida, emana una sensibilidad y una manera de contar las cosas que ya de primeras te invita a quedarte. Es empática, cariñosa y, lo que es mejor, sonríe, sonríe mucho. Y ese pequeño gran detalle cuando estás viendo un programa de este perfil y con tantos momentos de crisis, es de agradecer. Tiene tacto, no se altera fácilmente y afronta las situaciones delicadas hablando claro, pero también escuchando y sin ser protagonista.

Pongo un ejemplo. Carmen, la primera nominada por el público, ha pasado unos días complicados al no entender qué hizo mal para salir a la palestra tan pronto. Desde fuera lo sabemos, su nivel de intensidad nos saturó a todos. No lo hizo con malicia, pero lo hizo y eso le valió la nominación. Este domingo Toñi la llevó al cubo y allí conversaron. Su palabras hacia la participante fueron de cariño, aliento y motivación. Y no solo las palabras, también el tono y la expresión de su cara. Eso lo he echado siempre en falta con otros conductores, en muchas ocasiones más parcos y menos delicados. Y que conste en acta que no estoy diciendo que Toñi es más cercana y sensible por ser mujer. Esa empatía, comprensión y proximidad en el trato no va en el género, sino en la forma de ser.

De repente, todos estábamos en un ambiente mucho más zen de lo habitual. Toñi no recurrió al doble sentido ni a las indirectas cortantes para lucirse. Lo que sí explotó al máximo fue su alegría e ilusión por estar de nuevo frente a un proyecto maravilloso al que ya se ha entregado. Se nota que ve el 24 horas y no pierde detalle. Lo dice una que ve la casa en vivo. Hizo los deberes con gusto y eso se percibe. Toñi también dio rienda suelta a uno de sus mayores encantos que el resto de presentadores de este formato escasean. Hablo de ese sentido del humor tan echao p'alante y sin dobleces que tanto se aleja del humor agrio y negro de otros. Es sencillamente lo que ves, espontáneo, sin mala intención.

Toñi supo afrontar las curvas con la velocidad correcta y mira que tuvo sus momentos incómodos. Uno de ellos especialmente. De repente Jonathan, el hermano de Cora, pidió la palabra y, sin permiso alguno, se levantó desde las gradas y se fue al centro del plató, justo al lado Toñi, para proclamar la igualdad de la comunidad LGTB. Un discurso que nos creímos poco porque lo único que buscaba era llamar la atención y ser el protagonista. Fue una absoluta falta de respeto robar segundos y el plano a la presentadora para hablar de algo tan serio. El tema surgió tras analizar las palabras de Carlos, el participante no binario de la edición. Su conversación con Brenda dentro de la casa generó el debate fuera. Y ahí estaba este chico dando el espectáculo, lo mismo que hizo el fin de semana en Viva la vida espantando a todos los colaboradores. Con elegancia, educación, mucha paciencia y buenos modales, Toñi le dio su espacio y luego le invitó a volver a su asiento. Su cara estaba seria, pero no perdió los papeles ni ejerció su poder de forma imponente. Lo que se espera de un presentador, no ponerse a la altura del otro.

Toñi es la prueba de que para presentar un programa no hay que reprimir los sentimientos y estar siempre calculando las cosas. Ser auténtico, sencillo y aceptar las equivocaciones si en algún momento se dan en el directo son valores que nos encantan y creo que todos los posee este acertado fichaje. También es cierto que la cosa acaba de empezar y el ambiente en la casa aún está muy tierno. En un mes, con los nervios más crispados de todos y las historias y tramas ya más desarrolladas, todo puede dar un giro. Pero creo que no es el caso y Toñi va a mantener ese equilibrio tan suyo.

La feliz mamá siempre ha mostrado un saber estar muy especial tanto delante de las cámaras como cuando le ha tocado estar más apartada de ellas. Su salida de Viva la vida y Mujeres Y Hombres Y Viceversa son el ejemplo claro de cómo la humildad y el respeto son los valores con los que se mueve Toñi. Ni un mal gesto ni una mala palabra por lo que, para mí, no fueron movimientos justos por parte de Telecinco. A día de hoy, el público sigue pidiendo su regreso a Viva la vida. Este mismo fin de semana. Con la baja de Emma García por indisposición, fue Sandra Barneda quien, muy profesionalmente y de manera impecable, ocupó su sillón. Pero desde las redes, un batallón de televidentes volvieron a pedir a Toñi de vuelta en ese plató y a ese programa que con tanto entusiasmo vio nacer.

Aunque todo esto es agua pasada, es importante mencionar cómo el público la sigue reclamando en el show del fin de semana del que salió en 2020. Su debut este domingo fue acogido con los brazos abiertos por los espectadores y así se lo dejaron saber en multitud de mensajes de enhorabuena.

Este domingo Secret Story: La casa de los secretos no lideró y se mantuvo en las cifras bajas de su edición de famosos. Con un 11.3 % de share, fue superada por Infiel, la serie turca de Antena 3 y Salt, la oferta cinematográfica de TVE. La cosa no arrancó como se esperaba, pero todavía queda mucho tiempo para ir ganando terreno. Independientemente de los números, me reitero en que lo que Toñi hizo este domingo es muy aplaudible y necesario. Su buen rollo y alegría es un 'sí' absoluto.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/Secret Story

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente