La Tomatina de Buñol regresa al rojo vivo tras la pandemia

Después de haber sido suspendida durante dos años consecutivos por culpa de la pandemia del coronavirus, la Tomatina de Buñol regresó este 31 de agosto de 2022 con fuerza. Había ganas de fiesta y se notó.

Alrededor de 15.000 personas participaron en la 75ª edición de esta curiosa tradición famosa en todo el mundo. De ellas, 7.000 eran de la propia localidad valenciana, según el ayuntamiento, que ha destacado que este año ha sido el que ha contado con más presencia de los vecinos del pueblo.

Seis camiones transportaron a la localidad 130 toneladas de tomate para ser arrojadas durante la batalla. Arrancó a las 12 del mediodía y, como en cada edición, duró una hora, tiempo más que suficiente para que las calles de Buñol se volvieran a teñir una vez más de rojo.

Más de 500 efectivos pertenecientes a la Policía Local de Buñol, Protección Civil y Guardia Civil velaron por la seguridad de los participantes, pero la fiesta transcurrió con normalidad entre el buen ambiente y la diversión. Este año, con más ganas que nunca.

Más historias que te pueden interesar: