Tom Holland, de sufrir acoso escolar a arrasar en taquilla como Spider-Man

·4 min de lectura
Tom Holland, en la premiere de 'Spider-Man: No Way Home' en Los Angeles. (Photo: Matt WinkelmeyerWireImage)
Tom Holland, en la premiere de 'Spider-Man: No Way Home' en Los Angeles. (Photo: Matt WinkelmeyerWireImage)

Cuando un pequeño Tom Holland (Londres, 1996) bailaba canciones de Janet Jackson en el salón de su casa no se imaginaba que se convertiría en uno de los superhéroes más famosos de Marvel, Spider-Man.

El actor británico de 25 años, protagonista de la última saga de la franquicia junto a Zendaya, ha logrado el mejor estreno en cines desde que comenzó la pandemia y el tercero de la historia, incluso superando a otra cinta de Marvel, Avengers: Infinity War. La película ha recaudado ya más de 600 millones de dólares y sus actores han recorrido varios países para promocionar Spider-Man: No Way Home.

Holland, que nació en una familia de clase media del Este de Londres, sentó las bases de su carrera cuando su madre lo anotó a la escuela de baile de Lynne Page, que había participado en Billy Elliot colaborando con la coreografía. Page lo propuso para participar en la adaptación que se convirtió en musical en Londres y así fue.

El actor británico se estrenó sobre las tablas en 2008 cantando, bailando e interpretando al personaje principal. Esa pasión por la danza provocó que Holland sufriera bullying en el colegio. “Como hacía ballet la gente se creía que era gay. ¿Y qué si lo soy? No soy gay, pero qué importa”, reveló en una entrevista con la revista ICON en 2019.

Pero el ballet no fue el único motivo que utilizaron los abusadores para acosarlo, su físico también. Holland, que se ha definido como “canijo” y ha bromeado en multitud de ocasiones con su altura, desveló durante la citada entrevista que sufría en los vestuarios del colegio. “Fue una época en la que me avergonzaba. Ya sabes, el gimnasio, las duchas y eso no son mis recuerdos favoritos de la escuela”, añadió, asegurando que de los 14 a los 17 fue su época más dura.

Tom Holland, en 'Lo imposible' (Photo: YOUTUBE)
Tom Holland, en 'Lo imposible' (Photo: YOUTUBE)

Mientras sufría acoso en el colegio, el rostro de Holland se volvió reconocible para gran parte de la población gracias a Juan Antonio Bayona, que lo eligió para interpretar a uno de los hijos de Naomi Watts y Ewan McGregor en Lo imposible (2012). Después fue Ron Howard quien le brindó una nueva oportunidad y, posteriormente, un período en el que no conseguía trabajar. Hasta que lo eligieron para interpretar a Spider-Man en las películas del universo Marvel.

Su primera participación fue en 2016, en Capitán América: civil war, y desde ahí al estrellato, protagonizando la nueva trilogía de Spider-Man y con apariciones en las cintas taquilleras de Los vengadores.

A pesar de estar viviendo un momento dulce a nivel profesional, Holland no tiene claro si quiere seguir siendo actor. En una entrevista con Sky News mientras promocionaba el nuevo estreno de la saga el intérprete confesó que le gustaría probar otras cosas. “Estoy teniendo una crisis de mediana edad, bueno con 25, una crisis de pre mediana edad”, bromeó Holland, que no descarta volver a bailar y a los musicales donde empezó su carrera.

Haga lo que haga con ella, el actor continuará con su labor filantrópica, que dedica a niños en riesgo de exclusión y enfermos de cáncer. Sobre el futuro de Spider-Man ya ha dejado caer qué le gustaría ver en próximas películas: que fuera una mujer.

Su discreta relación con Zendaya

Además de convertirlo en una estrella, gracias a Spider-Man Holland conoció a Zendaya, la mayor estrella de cine de la generación Z y la que es actualmente su pareja. Los fans de la saga los shippean desde que rodaron juntos la primera película de la trilogía, pero hasta este verano solo han sido amigos.

Zendaya y Tom Holland, en Londres para promocionar el nuevo éxito de Spider-Man. (Photo: David M. BenettDave Benett/WireImage)
Zendaya y Tom Holland, en Londres para promocionar el nuevo éxito de Spider-Man. (Photo: David M. BenettDave Benett/WireImage)

En julio se publicaron unas imágenes de la pareja besándose después de pasar un buen rato en la casa de la madre de Zendaya en Los Angeles y durante los últimos meses han posado juntos en varias alfombras rojas para estrenar Spider-Man: No way home.

La pareja de intérpretes decidió seguir adelante con su relación a pesar de las advertencias de la productora de la cinta, Amy Pascal, que aconsejó a los actores que no se enamoraran. “Me llevé a Tom y Zendaya a un lado, por separado, cuando los elegimos por primera vez”, explicó Pascal al respecto. “Simplemente no lo hagas. Intenta no hacerlo”, advirtió a los actores que no han podido evitar saltarse el consejo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente